Editorial

Bolivia y la “democracia ” de Ortega

sábado, 13 de noviembre de 2021 · 05:14

En boca cerrada no entran moscas, dice el refrán que se ajusta como anillo al dedo al (nuevo) bochorno que ha protagonizado Bolivia al felicitar la “vocación democrática” nada más ni nada menos que de Nicaragua y su presidente Daniel Ortega.

El pasado fin de semana, Daniel Ortega fue reelegido con el 74,99 % de los votos en los comicios generales, marcados por la ausencia de candidatos de la oposición, la mayoría de ellos encarcelados luego de haber sido abiertamente perseguidos.

Con ello, Daniel Ortega permanecerá en el cargo hasta enero de 2027 y completará 20 años seguidos en el poder, un caso inédito en la reciente historia de Nicaragua y Centroamérica.

Gran parte de la comunidad internacional desconoció estos resultados y ha apuntado a la falta de garantías del proceso; para gran parte de la comunidad de naciones del mundo esto ha sido nada más que una pantomima del autócrata Ortega para permanecer en el poder. ¿De qué otra manera se puede leer que una persona, que domina casi cada resquicio del país, lo vaya a gobernar por dos décadas sin permitir alternancia alguna? Eso se puede llamar de muchas formas, pero difícilmente democracia.

Sin embargo, los gobiernos de Venezuela, Cuba y Bolivia han expresado su felicitación al mandatario, que iniciará en enero de 2022 su cuarto mandato. “El Ministerio de Relaciones Exteriores saluda al hermano pueblo nicaragüense por la participación y vocación democrática en el proceso electoral”, señaló la Cancillería boliviana en su comunicado.

Claramente Bolivia y Nicaragua (junto con  Cuba y Venezuela) son aliados políticos absolutos; por ello, con el pretexto del respeto a la soberanía de los pueblos, apoyan los excesos autoritarios de unos y otros. Pero una cosa es esa complicidad y otra pretender que a ello se pueda llamar “vocación democrática”; eso acerca más al ridículo a la Cancillería boliviana que de la fraternidad incondicional.

Como sostuvo el director de la División de las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, el saludo del Gobierno de Bolivia a las elecciones realizadas en Nicaragua es un episodio más de la “penosa política exterior” del  gobierno de Luis Arce.

“El gobierno de Luis Arce saluda la ‘vocación democrática’ de las elecciones en Nicaragua. Parece una broma de mal gusto. Pero es un episodio más de la penosa política exterior del Gobierno boliviano”, afirmó Vivanco en su cuenta de Twitter.

Como si esto no bastara, el expresidente Evo Morales tampoco perdió la oportunidad de pronunciarse y afirmó que “el triunfo de Ortega es la derrota del intervencionismo yanqui”.

El problema, que no parece ser relevante para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, es que las salutaciones y los apoyos que se brindan en nombre del país deben ser coherentes con sus principios y debieran reflejar lo que éste profesa. Bolivia es un país democrático, donde se respeta la pluralidad política y donde existe (al menos hasta ahora y con gran esfuerzo) la alternancia política. Las autocracias, que usan las elecciones para autovalidar la permanencia de una persona en el poder indefinidamente, no pueden ser respaldadas a nombre del país; independientemente si éstas despiertan simpatías ideológicas.

Es la razón por la que muchos países como Argentina y México se abstuvieron de hacer aspavientos, y otros como Perú –cuyo gobierno también es de izquierda- dijeron que estos comicios “merecen el rechazo de la comunidad internacional”. El presidente Pedro Castillo fue contundente al afirmar que las elecciones celebradas en Nicaragua no fueron “libres, justas y transparentes”.

En este mundo de polos y extremos, ya nada parece sorprender y ningún valor democrático se puede considerar universal pues las posverdades se han entronizado descaradamente para dar su propia verdad de los hechos. Así, el pueblo de Nicaragua vive una dictadura con votos y no falta quien, como Bolivia, lo aplauda.

Luego escuchamos decir al vocero gubernamental, Jorge Richter, que no entiende por qué “algunas” personas quieren atemorizar al pueblo comparando nuestro país con sus aliados.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias