Editorial

Uso y abuso en el PGE

jueves, 9 de diciembre de 2021 · 05:15

Los tiempos de vacas flacas no son para todos. Aunque la sensación térmica sea de crisis económica y muchos sectores se encuentren sin recursos, el gobierno tira la casa por la ventana cuando se trata de propaganda de su gestión.

No se trata únicamente de una pauta cuantiosa en medios de comunicación –ni qué decir en los medios (pro) gubernamentales, que son cada día más numerosos- ni de las gigantografías con el rostro del presidente anunciando buenas nuevas con abultadas cifras: se trata de una política estratégica con todas las de la ley.

El proyecto de Presupuesto General del Estado (PGE) para 2022 dispone  119.789.723 bolivianos para la categoría denominada “Política de Coordinación Comunicacional” del Ministerio de la Presidencia. Ese monto representa un aumento del 62% respecto a lo presupuestado en el PGE 2021.

El proyecto está aún en la  Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas  de Diputados pero se puede esperar que sea aprobado.

Los ítems relacionados con   esa categoría  son: Viceministerio de Comunicación, Gestión de Política Comunicacional, Radio Illimani - Patria Nueva, Periódico Ahora el Pueblo y Gestión Comunicacional.

Para Gestión de Política Comunicacional se presupuestó 68,9 millones de bolivianos, para el Viceministerio de Comunicación 32,5 millones de bolivianos, para  el periódico Ahora el Pueblo 11,6 millones de bolivianos, para Gestión Comunicacional 4,3 millones de bolivianos y para   Radio Patria Nueva 2,3 millones de bolivianos.

Es decir que la actual gestión gubernamental no sólo pretende seguir los pasos de su predecesor Evo Morales en cuanto a la inversión millonaria en su propia imagen, sino que lo hace a costa de postergar otras tareas realmente importantes para la ciudadanía. Lo que es peor: echa mano de recursos públicos para fines particulares con total naturalidad.

Ya es conocido el discurso aquel de que no es propaganda política, sino “información” a la ciudadanía sobre la gestión. Y bueno, si fuera algo sobrio y periódico se podría asumir que es así y con toda razón, pero lo que se ve es otra cosa: dispendio descontrolado en posicionar un gobierno y un partido.

No es solo eso: el nuevo PGE también contempla un incremento del 107% en el uso del avión presidencial, que lleva a los mandatarios a entregas de obras, pero también mitines políticos.

El 25 de noviembre, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, sostuvo que entre los objetivos del PGE 2022 está la transformación del aparato productivo con sustitución de importaciones e industrialización, continuar con la ejecución de políticas sociales con redistribución de ingresos, precautelar la sostenibilidad de las finanzas públicas y garantizar los recursos para salud, educación, vivienda y servicios básicos, entre otros.

Poco de esto se refleja en las decisiones adoptadas con los recursos estatales de la gestión que se avecina.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias