Editorial

Inaceptable amnistía a favor del MAS

lunes, 15 de febrero de 2021 · 05:15

Más de 1.000 personas afines al MAS y que participaron en actos violentos y vandálicos se beneficiarán con el decreto supremo de Amnistía e Indulto Humanitario, aprobado por el Ejecutivo y que el Legislativo se apresta a refrendar. “Aquellos compañeros que son perjudicados sin motivo alguno, lo que se quiere es que se libere de todo cargo penal por el que han sido procesados sin ningún motivo”, indicó el presidente de la Cámara Alta, Andrónico Rodríguez.

Esto nada más ratifica el abusivo talante del MAS. No es nada nuevo, considerado cómo actuó el gobierno durante 14 años de su primera gestión, persiguiendo opositores, controlando la justicia e intentando eternizarse en el poder.

Ahora le toca salvar a todos quienes realizaron actos violentos durante las tristes jornadas previas y posteriores a la caída de Evo Morales en noviembre de 2019. En esa fase de violencia, enardecidas por el propio Morales, cientos de personas cometieron delitos graves, como dinamitar pasarelas, atacar a buses que transportaban manifestantes, disparar contra opositores usando armas de fuego, atacar a mujeres que viajaban de Potosí a La Paz para reforzar la protesta, agredir con explosivos a adversarios, etc.

Entre los delitos más graves de esos terribles días está, sin embargo, la quema de 64 buses PumaKatari y las viviendas de la periodista Casimira Lema y del ex Defensor del Pueblo Waldo Albarracín.

Todo eso quiere ahora el oficialismo borrarlo como si nada hubiera pasado, incluidas las acusaciones contra Evo Morales, que pidió desde Bolivia, y luego desde México, que no ingresaran alimentos y agua a las ciudades. El poder en este caso está destinado a buscar la impunidad.

Obviamente que el otro bando político también cometió delitos y excesos. Para empezar, se quemaron igualmente casas de dirigentes masistas. Y luego se produjeron los eventos de Senkata y Sacaba, en los que todo indica que los uniformados dispararon contra los manifestantes. Todo ello debe ser investigado y sancionado.

Lo que quiere el MAS, sin embargo, es solo investigar y sancionar al bando de sus adversarios, y dar impunidad al de sus adherentes. Una sociedad no puede funcionar así, especialmente si se llama democrática. Pero claramente la inclinación autoritaria del MAS hará que ese partido intente pasar por encima de sus rivales siempre que las circunstancias lo permitan. De todos modos, el régimen actual debería considerar que las protestas realizadas contra la administración de Morales, y que terminaron con su renuncia y fuga, se dieron precisamente por la acumulación de abusos de este tipo.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

76
4

Otras Noticias