Editorial

El Gobierno se mira en el espejo de Añez

martes, 16 de febrero de 2021 · 05:15

El Gobierno actúa de manera obsesiva mirándose en el espejo de la administración anterior. Parece que no pudiera hacer nada sin referirse a la expresidenta Jeanine Añez, sobre todo en cuanto se relaciona a la lucha contra el coronavirus. Pero la situación va más allá: con creciente intensidad, las autoridades se refieren a los sucesos de noviembre de 2019 como un “golpe de Estado”, y de calificar como “gobierno de facto” al que encabezó Añez, ahora se lo llama, directamente, “dictadura”.

No se entiende bien qué ganan las autoridades con su intento de seguir polarizando a la sociedad boliviana, sobre todo si se considera que Añez no es un referente que unifique, ni mucho menos, a la oposición. Quizás se trata solamente de intentar copiar el estilo de gobierno que imprimió Evo Morales durante 14 años, pese a que en determinado momento parecía que iba a ser desechado por los mandatarios Luis Arce y David Choquehuanca. Incluso éste último, que había aparentado ser conciliador, ha emitido recientes declaraciones muy duras contra sus adversarios, a quienes llamó “golpistas”, “dictadores” y “ladrones”.

Pero donde el discurso del oficialismo se hace más repetitivo es en cuanto a la lucha contra el coronavirus. En vez de mirar hacia adelante y tratar de acelerar la llegada de las vacunas para poner en práctica los operativos de vacunación, la administración sigue mirando hacia atrás. La Cancillería ha sido la elegida para realizar esa campaña política, especialmente a través del viceministro Benjamín Blanco. Y en ese plano las declaraciones realizadas por él han sido casi cómicas: por ejemplo, ha intentado negar por todos los medios   que el gobierno anterior hubiera realizado los primeros trámites para la llegada de las vacunas del sistema Covax, pese a que existen numerosas versiones publicadas en ese sentido desde agosto de 2020.

En ese marco, Blanco ha señalado que la tramitación para la llegada de esas vacunas  “empezó el día siguiente de la posesión de Arce”, ni un día antes. Luego trató de acusar a la excanciller Karen Longaric de los pagos devengados al Gobierno ruso por el alquiler del avión antiincendios Ilyushin, a pesar de que fue Evo Morales quien, en 2019, dijo que no habría gastos por la llegada del aparato. Y luego, rebuscando y rebuscando, también el Gobierno se enteró ¡tres meses después de asumir el poder! que existían equipos de bioseguridad y respiradores en un depósito de la embajada china que la administración anterior no había utilizado. Bueno, tampoco el Gobierno actual hizo nada en 90 días.

Las autoridades aparentan no tener otro camino para afianzar su personalidad que no sea criticando a sus antecesores.  
 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

110
6

Otras Noticias