Editorial

Alcaldías opositoras y regiones en disputa

viernes, 19 de marzo de 2021 · 05:15

Una vez concluido el cómputo de votos de las elecciones subnacionales, queda claro que la oposición ha ganado la mayor parte de las ciudades capitales, tal como ha ocurrido en 2015. En aquellos comicios, el MAS triunfó únicamente en las alcaldías de Potosí y Sucre, mientras que, en los actuales, se impuso por leve diferencia en Oruro y aún disputa Sucre, que se definirá este domingo con la repetición de la votación en tres mesas electorales.

La gran diferencia entre aquellas elecciones y las actuales está en las gobernaciones y quizás ése sea el aspecto más preocupante para el MAS porque en estas instancias el voto es más político que en los municipios, en los que priman aspectos técnicos, necesidades concretas y candidatos cercanos a la gente. 

En 2015, el MAS había logrado el control de cinco gobernaciones en primera vuelta y sólo dos fueron a segunda vuelta (Tarija y Beni). Al final, el MAS terminó controlando seis de las nueve gobernaciones, un resultado casi inmejorable.

En las elecciones de este año, el MAS ganó en primera vuelta sólo tres gobernaciones (Cochabamba, Oruro y Potosí), la oposición se hizo de dos (Santa Cruz y Beni) y cuatro regiones irán a segunda vuelta.

En los cuatro departamentos en disputa, el MAS tendrá un escenario complejo porque probablemente la oposición haga lo que nunca puede hacer en primera vuelta: concentrar el voto para evitar que el partido de gobierno gane las elecciones.

En el caso de Chuquisaca, la disputa será entre Juan Carlos Cejas del MAS y el disidente del mismo partido, Damián Condori, quien en las pasadas elecciones quedó fuera de carrera en la primera vuelta debido a una maniobra del Tribunal Electoral Departamental que favoreció al candidato del MAS para evitar la segunda vuelta.

En Pando, la disputa también será entre el MAS con Miguel Becerra,  y un exmilitante de ese partido,  el ahora opositor Regis Germán Richter Alencar.

En La Paz, el candidato del MAS, Franklin Flores, estuvo a décimas de lograr el triunfo en primera vuelta, pero finalmente tendrá que ir al balotaje con Santos Quispe, el heredero de El Mallku. Las cosas no serán fáciles para el MAS, adelantan los analistas, porque Jallalla, la sigla de Quispe, tiene fuerte respaldo en El Alto gracias a la figura de Eva Copa;  mantiene también presencia en las áreas rurales de influencia de El Mallku y, finalmente, la ciudad de La Paz vota mayoritariamente a la oposición.

Entre todas las segundas vueltas, tal vez la mejor noticia para el MAS sea Tarija, donde gracias a la división de la oposición en dos candidaturas fuertes (la de Óscar Montes y la de Adrián Oliva), el partido de Evo Morales logró ganar los comicios con su candidato Álvaro Ruiz, todo un hito en una región tradicionalmente opositora. Sin embargo, todavía habrá que esperar para ver si aquellos que dividieron su voto se unen en  la segunda vuelta para derrotar al MAS.

Está claro que no es un escenario sencillo para el oficialismo, más aún tomando en cuenta que en los últimos días ha sacado a relucir su brazo represor para aniquilar a los opositores metiéndolos a la cárcel. En procesos electorales, la gente tiende a ponerse del lado del débil, del perseguido y de la víctima del abuso de autoridad, así que es probable que la persecución le pase factura al MAS en los balotajes regionales.

Por lo demás, el MAS no podría quejarse de los resultados electorales, puesto que ha ganado en 240 de los 336 municipios del país, mientras que en 2015, triunfó en 227 alcaldías, es decir, en 13 menos que este año. Eso quiere decir que, si bien el caudal de votación del partido oficialista se  ha reducido, ha aumentado el control de los municipios y, probablemente, terminará achicando su poder en las gobernaciones.

Lo importante sería que el gobierno de Luis Arce logre captar el mensaje de hacer equilibrios, de gobernar para todos, de compartir el poder, los recursos, las obras y el futuro con todos aquellos que hayan merecido el respaldo ciudadano. Pero, tal parece que ésa es una quimera, pues en la lista de perseguidos ya figuran algunos ganadores de las recientes elecciones.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

38
2

Otras Noticias