Editorial

Las vacunas y los ricos

domingo, 11 de abril de 2021 · 05:15

Al presidente le gusta expresar sus filias y sus fobias cuando hace discursos. Así se han hecho famosas las frases contra la derecha, el imperio, los medios críticos, sus adversarios políticos y otros aspectos. Es la mejor manera de cosechar los aplausos de sus seguidores, por supuesto.

Pero, en tiempo de pandemia hay frases que resultan inaceptables, principalmente cuando vienen de un jefe de Estado, que aunque tenga posiciones personales, ideológicas o partidarias, se debe por encima de todo al país al que representa y eso abarca a todos los ciudadanos. “Hay mucho por coordinar, lo económico, el tema de salud, ya hemos mandado vacuna para el pueblo y los médicos, no para las familias de los ricos, no para la oligarquía tarijeña”, dijo en Tarija hace unos días.

Lo hizo cuando cumplía la doble función de asistir a un acto proselitista para apoyar a su partido, y a la vez explicarle a los ciudadanos por qué hay escasez y demora en las campañas de vacunación. No es conveniente combinar ambas cosas, pero al Presidente le gusta hacerlo; por eso ha repetido cuanto ha podido que se “coordina” mejor con las autoridades que son del MAS y que la vacunación es uno de los temas que podrían verse afectados si esa “coordinación” no fluye partidariamente. 

Está en su derecho, el Presidente, de hacer discursos al gusto de los militantes, pero no de discriminar y dividir a unos bolivianos de otros. ¿No es que uno de los logros del MAS es que todos los bolivianos seamos iguales ante la ley?, ¿eso excluye a ricos y oligarcas?, ¿ellos deben ser separados de las listas?, ¿se tiene que presentar alguna constatación de que no se es oligarca para ser vacunado?

Es curioso que este sea un tema de preocupación del Presidente cuando apenas empezamos la vacunación; y recién empezamos porque ha habido una gestión tardía y porque los proveedores están sobre saturados de demandas de todo el planeta. Pero Arce y el Ministro de Salud decidieron primero culpar a los países ricos, “que acaparan el 88% de las vacunas de todo el mundo” porque desprecian el dinero de los pobres, para luego arremeter contra los ricos locales, especialmente los de Tarija, que deberían ser excluidos de facto de un recurso que debe llegar a todas las personas, sin distinción alguna.

Sería interesante ver cuántos militantes del MAS están en la lista de los ricos bolivianos, de los capitalistas en este país; y cuántos de esos ricos estarían dispuestos a aceptar que se los discrimine.

No, lo que se espera de un gobierno, para no centrarnos únicamente en las palabras del Presidente, es unidad y solidaridad, sobre todo en momentos duros como el que atravesamos con una pandemia que ya extiende sus garras en una tercera ola.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

45
3

Otras Noticias