Editorial

Sobre economía y empleo

lunes, 12 de abril de 2021 · 05:15

Un sondeo realizado por los investigadores Rodolfo Eróstegui y Rafael Cerff a 48 empresas productivas y de servicios de Bolivia, trajo resultados interesantes.  El objetivo de la encuesta era conocer la situación que atraviesan las empresas del país y los cambios que sufrieron debido a la pandemia en nuestro territorio.

En primer lugar, el sondeo arrojó que la percepción de las empresas sobre el futuro de la economía mejora y ya no es tan pesimista como en junio del año pasado debido a la crisis provocada por la pandemia.

Es un dato importante, pues en uno de los momentos más duros para la economía global, buena parte de los empresarios apuestan por un repunte. A la pregunta ¿cómo percibe la situación económica hacia futuro?,  un 43% de los empresarios encuestados  respondieron que la situación se mantendrá igual, mientras que el 38% considera que empeorará. Los optimistas que consideran que la situación mejorará llegan al   19%.

En el sondeo realizado el año pasado, un  78% consideraba que la  situación empeoraría, solo un 6% indicó que todo estaría igual y un 16% pensaba que habría una mejora. Al ser consultados sobre cómo perciben la situación económica actual, 53% de los empresarios tiene una percepción mala y un 43% dice que regular. En 2020 un 75% sostenía que todo era malo.

Es decir que comparando ambas gestiones, la percepción era peor al inicio de la pandemia que ahora, que se sabe que todo está mal, que va a seguir mal, pero que igual hay que trabajar para sobrevivir.

Por otro lado, el estudio demuestra una caída en la situación del empleo tanto en empresas productivas como en las de servicios, debido al impacto generado por la crisis sanitaria.

Si bien el nivel de empleo se recuperará algo este año, no se alcanzarán los niveles del 2019, dicen los expertos en derecho laboral. Según el sondeo a los empleadores, un 34% de ellos hará despidos nuevamente este año y 25% no puede pagar sueldos a tiempo, lo que genera conflicto con los trabajadores. Un 19% de las empresas redujo los salarios de sus empleados.

Es un panorama ciertamente preocupante. Aunque los empresarios apuestan por una mejoría y tienen una mejor percepción del futuro que el año pasado, la situación estructural no ha mejorado, y la decisión de despedir o reducir trabajadores parece inevitable. De hecho muchas empresas han optado por planes de este tipo, a pesar de las restricciones que contiene la ley laboral boliviana.

La economía, a pesar de las expectativas, no puede mejorar si las condiciones de empleo se debilitan; y no se ve ninguna política en este sentido.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

20

Otras Noticias