Editorial

Renuncia de Evo antes de la sugerencia militar

viernes, 2 de abril de 2021 · 05:15

En dos párrafos del libro de memorias del expresidente Evo Morales Volveremos y seremos millones, queda claro que tomó la decisión de renunciar al cargo antes de que el excomandante de las Fuerzas Armadas  Williams Kaliman  le sugiriera hacerlo. Sin embargo, ahora niega sus propias memorias y asegura que es mentira que hubiera tomado la decisión antes de la sugerencia militar porque la versión relatada en su libro desbarata la teoría del golpe de Estado.

Tal como lo admitió el ministro de Justicia, Iván Lima, el MAS no cuenta con los dos tercios de votos en la Asamblea Legislativa para sustanciar un juicio de responsabilidades contra Añez y sus exministros, por eso tuvo que “armar un caso” denominado golpe de Estado para acusar a la exmandataria ante la justicia ordinaria. Este artilugio jurídico les permitió encarcelar a Añez sin mayor trámite, pese a que en su calidad de expresidenta le corresponde juicio de responsabilidades.

Y, el principal argumento para sostener que hubo golpe de Estado es que Evo Morales tuvo que renunciar al cargo presionado por las Fuerzas Armadas, sin embargo, esto es una falacia, pues la decisión la había tomado antes de la sugerencia de Kaliman, según su propio libro de memorias.

Los párrafos en los que menciona el momento en que tomó la decisión son los siguientes: “El domingo después de reuniones, debates, yo tenía otra reunión en la zona del trópico de Cochabamba. Pero con Álvaro hablamos así. Para evitar tanta agresión, tanta humillación. Para que no sigan quemando las casas, como la de mi hermana, las de los familiares. Decidimos: - Vamos a renunciar para evitar tantos hechos de sangre. Y decididamente informamos esto a nuestros compañeros”.

Acto seguido, Morales relata su viaje de La Paz a Chimoré, donde efectivamente presenta su renuncia al cargo a las 16:50. La sugerencia de Kaliman se había producido justo una hora antes, cuando Morales ya estaba en vuelo con la decisión tomada. De hecho, a Morales le informaron de la sugerencia castrense sólo al llegar a Chimoré.

Pero, más elocuente es el siguiente párrafo: “Entonces dormí con la conciencia tranquila, la decisión de renunciar era un buen cálculo para evitar una masacre. Renuncié el domingo”. Esto hace deducir que la noche del sábado ya había calibrado su renuncia, solo que terminó de decidirse el domingo juntamente con Álvaro García Linera, luego de que la COB, que era una de sus incondicionales aliadas, le pidió alejarse de la Presidencia.

Entonces, en ambas menciones Morales deja claro que la decisión de abandonar la Presidencia no tuvo nada que ver con la sugerencia de Kaliman, sino con el clima social que ya era insostenible. Por eso, si no hubiera presos de por medio, el desmentido a sus propias memorias sólo sería motivo de burla. “Decir que yo había renunciado o había decidido renunciar antes de que las FFAA me pidan la renuncia, qué mentira”, dijo el lunes en Bolivia Tv, sin sonrojarse por la mentira que estaba pronunciando él sobre sí mismo.

Morales es un consagrado mitómano, cuyas mentiras ya se han hecho tan frecuentes que nadie les da importancia, pero en este caso, su nueva versión es imperdonable porque de ella depende la vida de mucha gente que ahora está sufriendo la persecución y el encarcelamiento.

Si bien Morales habla de golpe de Estado en su libro de memorias, en su renuncia no mencionó a Williams Kaliman como el impulsor de su renuncia o el ejecutor de un golpe. De hecho, se conoce que el exjefe castrense era un incondicional a los dictados de Morales, a tal punto que durante los dos días de vacío de poder previos a la asunción de Añez su inacción estuvo a punto de llevar al país a un enfrentamiento de insospechadas consecuencias.

La cantidad de falacias que inventaron y los discursos que tuvieron que ser cambiados para ajustarlos a la teoría del golpe son tantos que el de Morales podría pasar por uno más. Pero no, él es la supuesta víctima del golpe inexistente por eso sus palabras merecen leerse con lupa para no caer en la tramoya.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

108
1

Otras Noticias