Editorial

El «relajo total» y la tercera ola

martes, 18 de mayo de 2021 · 05:15

No cabe duda de que la humanidad entera está cansada de las medidas restrictivas a raíz de la pandemia que han trastocado nuestras vidas en todos los sentidos. La juventud, con especial énfasis, se siente asfixiada por llevar una vida de distanciamiento y aislamiento que atenta contra sus planes y aspiraciones. Sin embargo, está visto que por mucho que este hastío sea cada vez mayor, no se pueden soltar las riendas del cuidado, pues el virus no ha dejado de acechar de maneras cada vez más amenazantes.

El pasado fin de semana, justo cuando se anunció que la tercera ola avanza hacia su pico en las principales ciudades del país, en la ciudad de La Paz las fiestas, prestes y celebraciones multitudinarias tuvieron su apogeo. En muchos barrios de la urbe se convocaron a fiestas por redes sociales a las cuales, como presos recién liberados, acudieron comensales de todas las edades. Tal la algarabía que la Alcaldía tuvo que intervenir una de ellas, en Cotahuma, con  un operativo y desalojando a cerca de 200 jóvenes en estado de ebriedad; por supuesto que de medidas de bioseguridad, ni hablar.

Se han anunciado “sanciones muy duras” para los infractores, pero no se trata solo de fiestas juveniles, también, como decimos, se celebran sin cuidado alguno matrimonios, bautizos, cumpleaños y otros, ya sea en locales o en domicilios particulares. Controlar eso, claro, es muy difícil.

El alcalde Iván Arias lamentó que pese al nuevo ascenso de la pandemia se organicen estos encuentros. “Hemos relajado. Hay una relajo total sobre el tema de la pandemia”, dijo, y recordó que la ciudad se encuentra en alerta naranja ante el incremento de casos.

Lo mismo sucede en otras capitales del país, donde incluso con medidas de control, las fiestas son el lugar predilecto de reunión y también de contagio. Una encuesta publicada por Los Tiempos hace unos días mencionaba que el 53% de los casos nuevos de Covid 19 que se reportan se han originado en fiestas o reuniones sociales.

Solo queda, como lo mencionó el alcalde Arias, llamar a la gente a la prudencia y al autocuidado. Se ha visto que no hay predisposición de ningún sector a nuevas medidas restrictivas por la aguda crisis económica que atravesamos, de modo que a lo único que se puede apelar es a la conciencia ciudadana. Si bien la vacunación avanza, es todavía mínimo el porcentaje de población que se encuentra protegida con dos dosis y se sabe que aún con la vacuna hay riesgos de contagio, de manera que la única manera de lidiar y superar esta tercera ola -y esperar que sea la última-, es evitando las aglomeraciones, es decir, las fiestas y reuniones sociales. Ya hemos esperado un año, podemos esperar unos meses más.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

23
3

Otras Noticias