Editorial

Corregir y coordinar, dos señales positivas

viernes, 21 de mayo de 2021 · 05:15

Las evaluaciones de los seis primeros meses del gobierno de Luis Arce no han sido alentadoras por varios motivos, entre ellos, la persecución sistemática a los opositores, la carencia de un verdadero plan de reactivación económica, el poder de Evo Morales detrás del trono y la gestión precaria de la crisis sanitaria.

En medio de estas malas noticias, el gobierno ha dado dos señales que, según el lente con el que se miren, pueden ser positivas para el entendimiento entre diferentes.

Por un lado, el Ejecutivo ha estado retrocediendo en algunas de sus decisiones, luego de recibir críticas o presiones. Esta podría ser vista como una señal de debilidad, pero también es la característica de un gobierno dispuesto a corregir sus errores. No era el caso de Evo Morales que  cuando se proponía algo, no retrocedía, ni aunque mil voces le dijeran que estaba yendo por el camino errado.

El gobierno de Arce, al contrario, ha demostrado ser sensible a la crítica. Por ejemplo, ha señalado que se iba a postergar el censo que estaba previsto para el 2022, pero luego ha dicho que esa decisión no había sido adoptada todavía. También ha señalado que se iba a prohibir la exportación de carne, pero, ante la protesta airada de los sectores productivos, ha decidido mantener las ventas en el exterior, aunque previa presentación del certificado de abastecimiento interno. 

También ha enviado a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para aplicar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los servicios digitales, pero luego de fuertes críticas en sentido de que se está gravando a los mismos de siempre, el proyecto quedó en suspenso. 

Es de esperar que esta actitud esté orientada a corregir errores, lo cual es destacable, y no únicamente a ceder a las presiones, porque de esa manera el gobierno estaría mostrando debilidad. Se trata de encontrar el equilibrio en favor del bien común y de distinguir la crítica constructiva de la presión basada sólo en intereses sectoriales, como es el caso de los transportistas que se opusieron a la reactivación del tren Arica-La Paz y que lograron que el proyecto fuera desechado, pese a la demanda de los exportadores de mejorar las condiciones de transporte.

Otro de los aspectos destacables es que los ministros del gabinete han iniciado una etapa de coordinación con las autoridades regionales, pese a que durante la campaña Luis Arce había tratado de inducir el voto a favor del MAS indicando que era más fácil coordinar con autoridades de su partido.

El caso es que los ministros de Salud y de Economía han estado sosteniendo reuniones con autoridades locales de la oposición, pero ahora habrá que ver si esos encuentros se traducen en trabajo conjunto, canalización de recursos y beneficio para los ciudadanos. Si los encuentros solo han servido para la foto, entonces nada bueno puede salir de ellos.

Por ejemplo, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, ha sostenido encuentros con diversas autoridades electas, entre ellas el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y el alcalde de La Paz, Iván Arias, ambos opositores.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, por su parte, se reunió con las autoridades locales para coordinar acciones contra el coronavirus. Por ejemplo, en La Paz, la cita fue con los alcaldes Iván Arias y Eva Copa, y con el gobernador Santos Quispe.

Pero, además de reunirse y atender las demandas de las regiones, lo que hace falta ahora para encaminar al país hacia la reconciliación, es dejar de perseguir a las autoridades electas. Iván Arias y Luis Fernando Camacho, entre otros, son hostigados con procesos judiciales por el solo hecho de ser opositores, y eso no contribuye al relacionamiento.

Dirá el gobierno que esos asuntos están en manos de la justicia y la Fiscalía, pero hay que ser claros, esas instancias son operadoras del Órgano Ejecutivo y las demandas fueron presentadas y son impulsadas por actores del MAS. 

Corregir y coordinar son dos acciones simples, pero que pueden marcar al menos una diferencia entre el gobierno de Luis Arce y el de Evo Morales.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

20
1

Otras Noticias