Las antípodas de la pandemia

sábado, 29 de mayo de 2021 · 05:15

El mundo se encuentra nuevamente en un ciclo de contagios y aparición de nuevas cepas (la brasileña y la india, las más temidas), mientras una parte del planeta empieza -con sigilo- a respirar un poco de libertad. La India, la bomba de tiempo que estuvo a punto de estallar, tras varias semanas de estricto confinamiento, ha empezado a controlar el furioso rebrote.

América Latina, especialmente la región austral, pasa por un nuevo momento de crisis pandémica. Ni la política permisiva de Uruguay ni los confinamientos obligatorios de Argentina han impedido que lideren la tasa mundial de mortalidad por Covid-19, al igual que su vecino Paraguay. En Chile se siente un pequeño alivio, aunque los casos graves siguen creciendo; mientras Perú, que se encuentra en la recta final del balotaje presidencial del 6 de junio, extendió por un mes el estado de emergencia vigente desde hace 14 meses, lo que le permite restringir derechos ciudadanos en diferentes aspectos.

Brasil continúa luchando contra sus elevadas cifras de muertes y contagios: superó los 16 millones de casos de Covid-19 y roza las 450 mil  muertes, y sigue apostando por una vacunación que no consigue llegar a  los umbrales de seguridad, que son  inalcanzables para una población de más de 200 millones de habitantes. Según el último balance oficial, el país registró 860 muertes y 35.819 infecciones en las últimas 24 horas.

Bolivia, como sabemos, sufre ahora el embate de una tercera ola que amenaza ser la peor en contagios, muertes y contingencia médica. Según los datos comparativos, estas semanas se asemejan en gravedad a las peores de la primera ola, lo que demuestra que en un año el país no ha conseguido mejorar algunos aspectos cruciales de la atención a los pacientes, como la provisión de oxígeno.

En medio de todo, la vacuna sigue siendo una esperanza; sin embargo, los esfuerzos de provisión no corresponden al interés de la gente por vacunarse. Por lo menos en Bolivia, numerosos grupos han demostrado resistencia a ser inoculados.

En resumen, 15 meses después de que el virus apareció en la región, varios países atraviesan el peor momento de la crisis sanitaria. En contraste, algunos países de Europa y gran parte de EEUU se aprestan a disfrutar de un verano cercano a la normalidad: los porcentajes de vacunados son apreciables e incluso se ha pensado en dejar atrás el uso de máscaras.

Son escenarios que difieren, como ha sido en general esta pandemia y como seguramente lo será en su declinación que aún aparece distante.  Mientras tanto, en el debate entre si continuar las restricciones o apostar por la economía, vemos que no hay respuestas innegables, y que mientras el mundo no atisbe algún grado de inmunidad o normalización de los cuidados, la humanidad no podrá cantar victoria.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

8
2

Otras Noticias