Editorial

La reconciliación de Bolivia con EEUU

domingo, 6 de junio de 2021 · 05:15

La detención del exministro de Gobierno Arturo Murillo, en Miami, le ha dado al Gobierno boliviano motivos para volver a confiar en EEUU, y así lo han hecho saber el canciller Rogelio Mayta y la ministra de la Presidencia, Marianela Prada.

Pero, antes que nada, hay que decir que la confianza entre dos países no debería estar basada en la detención de tal o cual enemigo político, sino en los intereses globales del país. Por ejemplo, el arribo de vacunas contra la Covid-19 o la apertura de mercados serían dos buenos motivos para mantener excelentes relaciones con EEUU.

La ministra Prada ha sorprendido con una declaración en sentido de que “hemos restablecido relaciones, en realidad de confianza, siempre en el marco de respeto a nuestra soberanía, con respeto a los países. Como lo señalaba desde que estábamos en campaña nuestro presidente Arce, nosotros no vamos a hacer que temas ideológicos perjudiquen las gestiones que son para el pueblo, no lo hemos hecho en el tema de la pandemia y por supuesto no lo vamos a hacer en temas que tienen que ver con justicia para el pueblo boliviano”.

Poco antes, el canciller Mayta había sido más explícito sobre los motivos de la confianza al decir que “es importante informar a la población que durante los últimos días hemos estado teniendo comunicación con el Gobierno de EEUU sobre las detenciones que se iban a realizar y procesos. Hemos estado en comunicación constante y valoramos ese proceso”, dijo.

Sin embargo, tal como lo dijo la encargada de negocios de EEUU en Bolivia, Charisse Philips, si bien los dos países están construyendo confianza, no todas las diferencias están saldadas. 

“Reconocemos que todavía tendremos diferencias (con Bolivia), pienso que este tipo de relación es como la que se tiene con un amigo que dice o hace algo que puede dejarnos frustrados, esa amistad no siempre es perfecta, pero es duradera debido a los intereses y valores que uno comparte con un amigo”, dijo Phillips en reunión con algunos medios de comunicación, que fue reportada por Brújula Digital.

En todo caso, el camino emprendido hacia la reconciliación es auspicioso y seguramente tendrá que coronarse con la reposición de embajadores en ambos países.

La decisión de expulsar al embajador de EEUU fue tomada por Evo Morales en 2008, cuando acusaba al imperio de ser el responsable de todos los males que aquejan al país y al mundo. El embajador que tuvo que hacer maletas en tiempo récord y marcharse fue Philip Goldberg.

Con seguridad, quien más ha perdido con esta expulsión fue Bolivia, que se ha quedado sin el mercado para las exportaciones no tradicionales (Atpdea) y año tras año ha sido descertificado en la lucha contra las drogas, aunque hay que reconocer que la política injerencista de EEUU hacia el país, que era sistemática, ha cesado.

De ahí en adelante, la hostilidad fue creciendo sobre todo por la retórica altisonante de Evo Morales en contra de ese país. El exmandatario llegó a calificar dicha relación “como una caca”.

Por tanto, el menos feliz con esta nueva etapa en las relaciones de Bolivia con EEUU es Evo Morales, que expresó su desconfianza al respecto.  “¿(Habrá) algún mensaje de Estados Unidos hacia Bolivia, hacia el Estado Plurinacional o es alguna detención con fines netamente políticos?”, se preguntó el exmandatario respecto a la detención de Arturo Murillo.

Morales sabe que la justicia estadounidense es independiente y, así que como cayó Murillo, también cayó el exzar antidrogas de su gobierno, René Sanabria, lo que abre la posibilidad para otras investigaciones y, quién sabe, para otras detenciones.

En todo caso, la senda hacia la normalización de las relaciones ya está abierta y ojalá se materialice con beneficios concretos para Bolivia, como la dotación de vacunas contra el coronavirus. De hecho, el presidente Joe Biden anunció que su país donará al mundo 80 millones de vacunas y Bolivia, como beneficiaria del mecanismo Covax, recibirá un lote de las mismas. Para eso deberían servir las relaciones entre los países, sin importar si estos son de tal o cual signo ideológico.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

34
2

Otras Noticias