Editorial

Andrónico y sus tres días en la silla

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - lunes, 26 de septiembre de 2022 - 5:00

No es la persona más joven en haber asumido la Presidencia de Bolivia, ese logro le corresponde a su correligionaria Adriana Salvatierra, pero sí el hombre más joven en haberlo hecho y no sólo durante 5 horas como ocurrió con Salvatierra en julio de 2019, sino durante tres días, del 19 al 21 de este mes.

Al repasar sus actividades en este tiempo, podemos decir que el joven político vivió su presidencia prestando atención a su sector, el de los productores de hoja de coca, a los jóvenes y a su jefe político, Evo Morales, con quien entregó algunas obras en el trópico de Cochabamba.

Pero también reveló que es otro político más que hace ofertas bonitas que no cumple. Ello porque uno de sus primeros anuncios tras sentarse en la silla presidencial fue el de la búsqueda de una solución dialogada para el conflicto de los cocaleros de los Yungas de La Paz.

“Creo firmemente que el diálogo es el mejor camino para resolver los conflictos y dificultades que se puedan presentar. En ese marco, consideramos que las demandas de los hermanos productores de hoja de coca de los Yungas deben ser escuchadas. Hacemos un llamado a la unidad e invitamos a construir la ruta de una solución definitiva que permita encaminar la existencia de un solo mercado y una sola directiva...”, escribió en su cuenta en Twitter.

El esperanzador anuncio quedó sólo en eso, un anuncio, porque una vez que terminó de escribirlo y publicarlo se olvidó del asunto y usó el resto de sus horas como presidente para viajar a Santa Cruz, Cochabamba y Beni, donde cumplió actividades oficiales en medio de discursos calcados de Morales, su mentor político.

Es más, no dijo ni escribió ni una sola palabra respecto a la posterior arremetida policial para la captura del presidente del Comité de Autodefensa de la Asociación de Productores de Hoja de Coca de La Paz, César Apaza, acción que en lugar de contribuir al diálogo empeoró las cosas en el conflicto cocalero.

El resto de sus días de presidente los pasó en Santa Cruz y Cochabamba, donde participó en un encuentro departamental de jóvenes para construir la Agenda de la Juventud 2023, inauguró una unidad educativa en Puerto Villarroel acompañado de Evo Morales y, también con él, entregó un coliseo en el Centro de Alto Rendimiento de Villa Tunari. Luego entregó el Instituto Tecnológico “Entre Ríos”, claro, en el trópico cochabambino.

En el último día de su mandato interino, participó en el Segundo Encuentro Departamental de Juventudes, realizado en Guayaramerín, Beni.

Ésa fue la labor del presidente Andrónico, quien no cumplió la única promesa que realizó durante su corto mandato. Representa la renovación generacional del MAS, aunque aún no demuestra que esa renovación viene acompañada de ideas y prácticas diferentes de las de su mentor.

Aún no demuestra que esa renovación viene acompañada de ideas y prácticas diferentes a las de su mentor

Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS