Editorial

Arce a la conquista de los cocaleros

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - sábado, 14 de enero de 2023 - 5:00

En medio de la tensa pulseta interna que aparentemente amenaza la unidad del Movimiento Al Socialismo (MAS), el presidente Luis Arce Catacora ha hecho una apuesta muy alta con el objetivo de ganarse el apoyo de los productores de hoja de coca, que forman la base dura de respaldo al expresidente y jefe masista Evo Morales.

El pasado miércoles, anunció que su gobierno gestiona la desclasificación internacional de la hoja de coca como estupefaciente para lograr su libre comercialización, algo que ni Morales, el principal líder cocalero del país, pudo conseguir en sus 14 años de gobierno, en los que su mayor logro fue conseguir que se respete su consumo tradicional en territorio boliviano, además de su reconocimiento constitucional como patrimonio cultural.

“El año 1961 se la ingresa en la lista de la Convención de Estupefacientes. Se prohibía el acullico (mascado de la hoja coca) y en la primera parte de nuestro gobierno logramos despenalizar (...) Pero ahí nos queda la batalla que tenemos que librar, porque el objetivo es lograr definitivamente la desclasificación de la lista de la Convención de 1961 de la hoja de coca como estupefaciente y lograr la libre comercialización”, anunció Arce Catacora durante el acto central por el Día Nacional del Acullico.

La Convención Única Sobre Estupefacientes de 1961 de la Organización de Naciones Unidas (ONU) controla el cultivo del arbusto, e incluye a la hoja de coca en su lista de estupefacientes, porque la planta contiene alcaloides que se pueden usar en la producción de cocaína.

Tras su reconocimiento constitucional como “patrimonio cultural, recurso natural renovable de la biodiversidad de Bolivia y como factor de cohesión social” en 2009, a principios de 2011 Bolivia pidió en la ONU suprimir la prohibición al acullico, lo que fue rechazado. Ante ello, en enero de 2012 se retiró de la convención y un año después fue readmitida, pero con la reserva de que se permita el consumo tradicional en territorio nacional.

Esta vez Arce quiere que la coca sea desclasificada como estupefaciente de una Convención que agrupa a 183 países, objetivo extremadamente ambicioso, aunque no imposible, tomando en cuenta, entre otras cosas, que es bien sabido que gran parte de la producción de coca se destina a la elaboración de droga y que los proyectos de industrialización suman una larga lista de fracasos.

Justamente en el acto del pasado miércoles, Arce anunció además el futuro emplazamiento de un centro de investigación y otro de industrialización de la hoja de coca en los Yungas, zona donde su gobierno respalda a la dirigencia paralela de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) en una aparente estrategia de ganar peso cocalero, a la par del que Morales tiene en el trópico de Cochabamba.

No es su primera movida para seducir a este sector. Ya en octubre del año pasado anunció la construcción, en Cochabamba, de una planta de la Empresa Pública Productiva de Industrialización de la Hoja de Coca Boliviana – Kokabol, para producir dentífrico de hoja de coca y otros derivados legales del arbusto, con una inversión equivalente a unos 8,9 millones de dólares.

Ése fue el tercer intento estatal por industrializar la hoja de coca que se hizo desde 2006. Otras dos plantas fueron puestas en marcha, una en 2010 también en Cochabamba, y otra en 2013 en La Paz, ambas durante el gobierno de Evo Morales. A la fecha ninguna de ellas opera. El cuarto intento se emplazará en los Yungas.

En todo caso, el discurso aguanta todo y esta vez el Presidente ha lanzado un anuncio por el que seguramente le pedirán cuentas los cocaleros, tanto del trópico de Cochabamba como de los Yungas de La Paz. Habrá que ver, además, si el anuncio está acompañado de algún plan serio que garantice que la producción ilimitada de coca no se convierta en un ventajoso incentivo para producir materia prima para los narcos.

Esta vez Arce quiere que la coca sea desclasificada como estupefaciente de una Convención que agrupa a 183 países.
No es la primera movida para conquistar a este sector. En octubre de 2022 anunció la construcción de una planta en Cochabamba

Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS