Editorial

Buenas noticias desde Cochabamba

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - miércoles, 14 de septiembre de 2022 - 5:00

Aunque tiene una larga lista de problemas por resolver, Cochabamba puede sentirse orgullosa de los cambios que ciudadanos y autoridades están impulsando en ámbitos como la tecnología y el transporte, lo que poco a poco está imprimiendo un nuevo estilo de vida en la Llajta.

Justamente ayer, el gobierno de Luis Arce ha inaugurado en Cochabamba el primer tren urbano del país, con una inversión de 2.556 millones de bolivianos. Dos de las tres líneas previstas han iniciado operaciones en medio de acusaciones políticas.

La línea Roja del tren tiene una extensión de 5,5 kilómetros, mientras que la Verde abarca 27 kilómetros. Seguramente la obra no resolverá el complejo problema del transporte y aún quedan interrogantes por resolver como el costo del pasaje y la sostenibilidad del servicio, pero está claro que es un primer paso hacia la modernización del transporte urbano en el país.

Durante el acto de inauguración quedaron sobrando los discursos políticos de las autoridades nacionales en contra de sus rivales. Una obra moderna y que fue posible gracias a los impuestos de todos los bolivianos no debería ser enarbolada como bandera partidaria.

También en el ámbito del transporte, pero con enfoque ecológico, Cochabamba destaca por sus largas ciclovías, que han permitido a sus habitantes desplazarse en bicicletas o scooters, lo que representa un avance contra la contaminación en una ciudad que aparenta una constante neblina por la polución.

Cochabamba es también la sede de Quantum Motors, la empresa que produce los primeros vehículos de marca boliviana y, lo más importante de ello es que son eléctricos. Por tanto, contribuyen a bajar la contaminación mediante el impulso a la electromovilidad. Estos pequeños automóviles, que tienen un costo de entre 6 mil y 8 mil dólares, poco a poco van conquistando mercado no sólo en Bolivia, sino en otros países como México, donde ya empezaron a producirlos.

Y, justamente la tecnología es otra buena noticia que llega desde Cochabamba, donde destacan emprendimientos grandes y pequeños destinados a mejorar la vida de la gente, al punto que ya se empieza a hablar de esa urbe como la Silicon Valley boliviana, labrada con el esfuerzo creativo de su gente, que se ha visto obligada a dar ese paso tecnológico, ya que no dispone de la extensión de las tierras del oriente ni los minerales del occidente.

Ésta, que ahora es una vocación cochabambina, podría ser también la vocación boliviana, ante el agotamiento de las materias primas y los efectos nocivos del extractivismo. Eso y otros rubros como el turismo y las economías circulares son la apuesta de los nuevos tiempos, pero que están descuidadas por el Estado.

No está demás soñar con que un día las exportaciones de tecnología sean más importantes que las del gas y los minerales. Cochabamba está marcando el camino en ese sentido, lo que faltan son políticas públicas orientadas a apoyar ese modelo de desarrollo para todo el país.

Como se puede observar, las ganas de salir adelante están ganando a la pelea política entre cochabambinos, que están dando paso a un nuevo estilo de vida, y sus autoridades están acompañando esos emprendimientos. Por ejemplo, es loable que el alcalde Manfred Reyes Villa y el gobernador Humberto Sánchez, pese a ser rivales políticos, trabajen de manera coordinada, aunque eso no quita que el MAS siga siendo un partido autoritario y que esté empeñado en enjuiciar al Alcalde para inhabilitar a un potencial rival político para 2025.

Decíamos al iniciar este editorial que Cochabamba tiene aún múltiples problemas por resolver, como el acceso al botadero de basura que cada vez es bloqueado por grupos que quieren perjudicar políticamente al Alcalde, o la falta de agua en las casas de la gente, pese a que el líquido rebalsa en Misicuni. La contaminación de sus lagunas, del río Rocha y del aire son también tareas pendientes para sus ciudadanos y sus líderes.

Pese a eso, Cochabamba está avanzando a paso firme en la construcción de una ciudad más amigable con la gente y con el medio ambiente. ¡Felicidades, Cochabamba!

Durante el acto de inauguración quedaron sobrando los discursos políticos de las autoridades nacionales en contra de sus rivales
Cochabamba está avanzando a paso firme en la construcción de una ciudadmás amigable con la gente y con el medio ambiente.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS