Editorial

El extraño
poder de Lidia

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - sábado, 25 de junio de 2022 - 5:00

Personas e instituciones nacionales e internacionales que no deben ser ignoradas han criticado duramente el proceso judicial que llevó a la sentencia en un proceso judicial ordinario de la expresidenta Jeanine Añez, a quien le correspondía por ley un juicio de responsabilidades, como lo han expresado esas críticas.

Sin embargo, el MAS vive en una realidad paralela y, descalificando esas críticas, no faltan miembros del partido que se arrogan la potestad de señalar cuál debe ser el destino de la exmandataria o qué sentencia merece.

Evo Morales, por ejemplo, afirmó que el juicio por la vía ordinaria se decidió en reuniones políticas, y defiende su derecho a “opinar” sobre cómo debe proceder la justicia sin que esto, curiosamente, se llame injerencia.

Pero quien es la abanderada más notable de esta deriva, es la exdiputada Lidia Patty, que inició la demanda, ahora celebra la condena y exige más.

Es notable el alto perfil mediático que ha logrado la señora Patty considerando que no es más que una exasambleísta, como los hay muchos. Basta que ella aparezca y se ofrezca a los micrófonos de quien quiera reproducir sus extraordinarias declaraciones para que se conviertan en noticias de destaque.

No es por ingenuidad ni por falta de otras noticias que los medios se prestan a ese juego. A estas alturas, éstos ya han reconocido que Patty, como una Casandra masista –con atuendo apropiado y toda la indignación que pide cada ocasión-, anuncia lo que va a suceder.

La antigua Casandra podía, gracias a su arte, ver en la bruma del futuro donde nadie veía nada. Nuestra Lidia va a lo seguro: ella, sin temor a equivocarse, parece anunciar lo que otros, que no quieren dar la cara –ese gran aparato que opera junto a ella-, han tramado, y la Justicia, siempre obediente al poder, ejecutará. Desde ese estrellato que los medios han contribuido a crear, ella anuncia y amenaza con más convicción y fuerza que muchas autoridades.

Obtenida la condena de Jeanine Añez, no satisfecha con eso, Patty ahora pide que se enjuicie por similares delitos a diez políticos de la oposición que el MAS ya ha declarado enemigos de la democracia. Pongan ellos las barbas en remojo, porque cuando Casandra vaticina, Justicia ejecuta.

Así se hace justicia en nuestro país. Con líderes que determinan los designios de acusados en reuniones de altos mandos, y con políticas que tienen la potestad de orquestar demandas que llegan hasta las últimas consecuencias. No es el debido proceso, los acuerdos internacionales, la propia legislación, la historia ni siquiera la Carta Magna los que dirigen las decisiones de jueces y fiscales, sino estas iniciativas que tienen el privilegio de definir los destinos de una persona y de toda la sociedad .

Es notable el alto perfil mediático que ha logrado la señora Patty considerando que no es más que una ex asambleísta
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

MÁS DE

OTRAS NOTICIAS