Editorial

Guárdense sus amenazas, tiranos

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - sábado, 24 de septiembre de 2022 - 5:00

Apenas el alcalde de La Paz, Iván Arias, mencionó la frase “reordenamiento vehicular”, saltaron los tiranos de La Paz, también conocidos como choferes, para amenazar primero con un cerco y luego con una movilización (el miércoles) porque no están de acuerdo con el objetivo anunciado.

La buena noticia en esta ocasión es que este gremio, que por años le hizo daño a la sede de Gobierno, está dividido y hay un sector que sí acepta coordinar el ordenamiento vehicular de la ciudad.

Los que se oponen están encabezados por el dirigente de la Federación Primero de Mayo, Edson Valdez, que claramente está alineado con el partido gobernante y que recibe respaldo del asambleísta departamental del MAS, Mario Silva, que también es representante de este sector del transporte.

La ciudad de La Paz está cada día más caótica: Los minibuseros siguen prestando un servicio paupérrimo, la gente estaciona donde mejor le parece desde que se eliminaron los parqueos tarifados, el servicio de PumaKatari ha decaído, las calles fueron tomadas por comerciantes, entre otros problemas.

Todo ello indica que La Paz necesita un reordenamiento. El plan del alcalde Arias tampoco se conoce; por lo tanto mal haríamos en apoyarlo, criticarlo o rechazarlo. La autoridad ha señalado que lo concertará justamente con los choferes, quienes están interesados particularmente en asegurarse que el PumaKatari no sea una competencia para ellos.

Desde ya, la concertación con los choferes es un despropósito, porque se supone que es a ellos a quienes se tiene que reordenar y, conociendo los antecedentes del gremio, no aceptarán obligaciones para mejorar el servicio.

Pero, lo peor de todo es que el sector oficialista del transporte no quiere ni siquiera eso; es decir, no participará en la concertación ofrecida por el Alcalde y directamente lanza la amenaza de movilización con la advertencia que “si el Alcalde quiere ver sangre, sangre va a ver”. Guárdense sus amenazas, tiranos. Esta ciudad quiere un respiro para trabajar y no son ustedes quienes le van a quitar ese derecho.

Esa clase de hostilidad con la ciudad que les da el pan de cada día es detestable. La gente así lo entiende, por eso no quiere saber del gremio de los choferes, defiende al PumaKatari, pese a sus deficiencias, y consecuentemente vota en contra del MAS porque se siente castigada por ese partido y sus representantes.

Los choferes creen que desgastando al Alcalde opositor ganan puntos para el MAS, pero se equivocan. La estrategia se aplicó también contra el exalcalde Luis Revilla, pero no ha dado resultado y por eso en La Paz ha vuelto a ganar un opositor. Dependerá de lo que ese Alcalde haga para preservar la confianza de la gente. Podría empezar reordenando la ciudad, que a veces parece no tener autoridad.

Los choferes creen que desgastando al alcalde opositor, ganan puntos para el Movimiento Al Socialismo, pero se equivocan

Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS