Editorial

La crisis política en Santa Cruz

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - domingo, 14 de agosto de 2022 - 5:00

A río revuelto ganancia de pescadores. La escena política cruceña no podría ser más adecuada para sembrar la división y la polarización, y lejos de coincidir en los grandes temas que interesan a la región, las principales autoridades se encuentran enguerrilladas. El MAS se frota las manos.

El alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández, está en el centro de la crisis y la polémica. Su posición frente al paro de 48 horas que llevó adelante Santa Cruz exigiendo la realización del censo de población y vivienda, causó rechazo en amplios sectores de la población; pero además de eso, los incidentes que rodearon la protesta y que lo involucran directamente, han dado mucha tela para cortar.

Se ha abierto una investigación sobre una camioneta blanca, que estaría involucrada en agresiones a quienes apoyaban el paro y que habría participado en un ataque con petardos y material explosivo a la casa del propio alcalde cruceño.

Fernández acusó al gobernador Luis Fernando Camacho de ser el responsable del embate a su domicilio; sin embargo, luego se hizo conocer que la camioneta que protagonizó ambos hechos era de la misma Alcaldía cruceña, y que se le habían retirado los indicativos institucionales para que no se la reconociera.

El 9 de agosto, el director general, Juan Carlos Solares, dijo que la camioneta fue robada. No obstante, el director de Asuntos Jurídicos, Erwin Tapia, señaló después que no existen suficientes evidencias del hurto, por lo que denunció ante la Fiscalía a un funcionario responsable del vehículo.

El motorizado que apareció en el atentado, según la base de datos del Registro Único de Administración Tributaria (RUAT), es de uso o “servicio oficial”, una categoría reservada a entidades estatales. Desde este año, ese registro no transparenta el nombre de las instituciones o propietarios de automotores de su base de datos. Eso sí, el motorizado está registrado entre los activos del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra y, específicamente, pertenece a la Subdirección de Coordinación Distrital.

Ésa no es más que una de las polémicas. Jhonny Fernández decidió no apoyar el paro y en ese camino su acercamiento al MAS fue inevitable. Si antes ya se hablaba de un flirteo con el oficialismo, su posición “contra las logias y grupos de poder” de su ciudad, y el haberle dado la espalda al censo, lo aproximaron irrefutablemente.

“Revocatongo” es el nombre de una canción que se hizo viral en las redes sociales. Se trata de una suerte de movimiento con el cual ciudadanos cruceños piden la revocatoria de mandato del Alcalde de Santa Cruz. El tema musical critica al conocido “Tío Jhonny” (como él mismo se hace llamar en TikTok) por haber realizado un “pacto de hermandad” con el MAS.

La discordia está sembrada. Pero Jhonny se siente fuerte y respaldado, por lo que dice que no tiene temor a someterse a un revocatorio y, ante dos importantes denuncias de su ejecutivo, decidió solicitar la dimisión de todos sus directores y secretarios, desencadenando un verdadero caos en su gestión.

Según uno de sus allegados, Fernández busca sacar “a los tibios” de su entorno, buscando un “gabinete más técnico y político” (cualquier parecido con las declaraciones de autoridades del MAS es pura coincidencia).

Detalles más o menos, con estos embrollos lo que menos importa son las razones que el departamento enarbola en demanda del censo. La presencia del MAS se ha visto fortalecida, no sólo por la ayuda de Jhonny sino por la decidida incursión de ese partido para neutralizar el paro.

Como todo empieza y termina en una pugna política, no se puede esperar que Santa Cruz se muestre fuerte para exigir un censo que toda Bolivia precisa y que el Gobierno no ha sabido encauzar. La debilitación del liderazgo regional de la ciudad más grande de Bolivia es nomás la constatación de la crisis de representación política que vive el país.

El alcalde Jhonny Fernández decidió no apoyar el paro y en ese camino su acercamiento al oficialista MAS fue inevitable.
Con estos embrollos lo que menos importa son las razones que el departamento enarbola en demanda del censo para 2023.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS