Editorial

La respuesta que Arce debería dar a los cocaleros

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - viernes, 17 de junio de 2022 - 5:00

El expresidente Evo Morales y sus bases cocaleras del Chapare se han convertido en parte de la oposición al gobierno de Luis Arce, pero no se trata de una oposición democrática, que se someta al juego limpio o que haga propuestas constructivas para el país. Al contrario, es una constante amenaza para el gobierno porque maniobra desde adentro, con los alfiles de Evo Morales encaramados en el Estado y, desde afuera, con las armas del sindicalismo bloqueador que ha mostrado su poder en el Chapare, en Santa Cruz y recientemente en El Alto.

Estas presiones, un día están orientadas a obtener un cargo como el que le fue dado a Gustavo Torrico; otro día apuntan a sacar a un ministro, como es el caso de Eduardo del Castillo; y al día siguiente endilgan directamente al presidente Arce cuando el propio Evo Morales dice que la gestión económica “no se siente” o que hay corrupción en el Gobierno, así en genérico, sin exhibir pruebas ni develar casos concretos.

Y, para mostrar su poder, desde el Chapare esta oposición pide rendición de cuentas a Arce, algunos de los dirigentes amenazan con bloqueo de carreteras para que el mandatario explique por qué mantiene a Del Castillo en el Ministerio de Gobierno y por qué no ejecuta más obras en la región cocalera del Chapare.

Y como Arce se siente contra la pared, no tiene otra alternativa que citarlos en el Palacio de Gobierno para el 20 de junio. En todo caso, hay que destacar que no haya tenido la debilidad de ir a Chimoré o a Villa Tunari a responder a la conminatoria.

Una vez que Evo Morales y la plana mayor del Chapare están convocados al Palacio, lo más probable es que la cita concluya con anuncios de unidad que maquillen lo que realmente ocurre, aunque en una Bolivia ideal esperaríamos que Arce ponga en la cita algunos puntos sobre las íes. Aquí algunas sugerencias:

1.-Señores cocaleros, ustedes son un sector social más de Bolivia y yo soy el presidente de todos los bolivianos, electo con el 55% de los votos. En consecuencia, no tengo por qué rendirles cuentas a ustedes o, de lo contrario, tendría que hacer lo mismo con todos los demás sectores, bloques, asociaciones, agrupaciones, fraternidades, comparsas y otros grupos que existen a lo largo y ancho de toda Bolivia.

2.-Pese a ser ustedes parte del Pacto de Unidad, se han comportado como los verdaderos opositores al Gobierno, por tanto, merecen un trato a la altura. Como saben, ningún opositor ingresa al Palacio y tampoco tiene posibilidades de reunirse conmigo. Por el contrario, muchos de ellos están siendo enjuiciados a pedido de ustedes.

3.-Señor Evo Morales, usted fue el presidente de Bolivia durante más de 14 años, tiempo en el que lo acompañé como ministro de Economía y Finanzas. Desde mi función, he trabajado duro para sacar adelante el proceso de cambio y prueba de ello es que ahora su gobierno es recordado por su manejo responsable (entiéndase moderado, conservador y neoliberal) de la economía. Yo, a diferencia de usted, nunca he torpedeado su gestión, no le he amenazado con bloqueos, ni le he pedido cambiar su gabinete. Exijo el mismo trato y respeto para mi gobierno ahora que usted únicamente es el máximo dirigente del MAS y de los cocaleros del Chapare.

4.-Señores cocaleros, no me pidan cambiar al ministro Eduardo del Castillo ni a ningún otro colaborador, porque al hacerlo vulneran la Constitución Política del Estado y mellan mi autoridad y mi gobierno. Esa atribución es únicamente mía.

5.-Y aprovechando que están aquí, les pido señores cocaleros que abran el Chapare a la institucionalidad, que permitan el control policial y militar, que dejen que el Estado siente presencia en un territorio donde ustedes son la ley. Como saben, las plantaciones de coca ilegal y la actividad del narcotráfico crecen cada día en esa zona, por lo que al ser ustedes una especie de gobernantes de facto, se convierten en cómplices de la actividad ilícita.

Con una respuesta así, el Presidente sentaría un precedente de autoridad, se ganaría el respeto del resto de los bolivianos, recibiría el respaldo de aquellos que desconfían de su gestión y forjaría su propio liderazgo hacia el futuro. Soñar no cuesta nada.

Con una respuesta así, el Presidente sentaría un precedente de autoridad, se ganaría el respeto del resto de los bolivianos
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

MÁS DE

OTRAS NOTICIAS