Editorial

Minimizar riesgos en las calles de La Paz

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - lunes, 20 de junio de 2022 - 5:00

Con mucha suerte de por medio (porque los daños sólo fueron materiales), en el último año se han registrado dos derrumbes con características similares en zonas urbanas de La Paz. Enormes cantidades de tierra y piedras cayeron sobre avenidas, afortunadamente en horarios en los que no se registraba el nivel habitual de tráfico vehicular.

Eventos que deben llevar a reflexionar a las autoridades municipales sobre la necesidad de elevar aún más el control en este tipo de lugares, donde un próximo deslizamiento podría dejar luto a los paceños.

En agosto de 2021, rocas enormes cayeron en la ruta de ingreso hacia la zona de Mallasa, en la avenida Hernán Siles Zuazo, donde los fines de semana se suelen formar trancaderas debido a la cantidad de gente que busca salir de la ciudad para almorzar o pasar el día en zonas más tranquilas, donde ahora abundan las ofertas gastronómicas. El derrumbe ocurrió a las 2:00 del sábado 7 de agosto de 2021, cuando la avenida se encontraba vacía.

Algo menos afortunado ocurrió el pasado jueves, cuando aproximadamente a las 19:00 unas 2.000 toneladas de tierra y piedras cayeron sobre la avenida Del Libertador, cerca de la estación del teleférico Amarillo de la Curva Olguín, cubriendo a tres vehículos en los que había seis personas. Todas fueron rescatadas con vida y heridas leves, aunque sus motorizados quedaron destruidos.

No ocurrió en la madrugada, como en el otro caso, pero sí en un día feriado, cuando disminuye considerablemente el flujo vehicular que registra a diario esa avenida y que se calcula en 10.000 motorizados. El alcalde Iván Arias dijo que si era un día normal unos 24 vehículos hubieran quedado bajo tierra. Por fortuna, no fue así.

“Al salir del lugar, encontré a mi papá y lo primero que hice fue decirle: ‘Pudimos haber muerto, pero estamos vivos’. No era nuestra hora”, contó Patricia Monje, una de las sobrevivientes, quien no deja de agradecer por haber salido con vida de este derrumbe.

La Alcaldía de La Paz reaccionó de inmediato y despejó la zona en poco tiempo para después encarar trabajos preventivos antes de rehabilitar el tráfico vehicular, lo que ocurrirá desde este miércoles, aunque por sólo 11 horas al día.

De todas formas, hay que insistir en que las autoridades municipales agoten absolutamente todos sus esfuerzos para cerrar cualquier posibilidad de que estos hechos se repitan en zonas tan transitadas. La próxima vez la fortuna podría no estar del lado de los paceños.

El alcalde Iván Arias dijo que si ocurría en un día normal unos 24 vehículos hubieran quedado bajo tierra. Por fortuna, no fue así.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

MÁS DE

OTRAS NOTICIAS