Editorial

Una mentira
tamaño mar

Editorial
Editorial
Por 
La Paz - miércoles, 18 de enero de 2023 - 5:00

Gracias a la pugna interna del MAS, el gobierno de Luis Arce admitió hace poco que lo del “mar de gas” fue una mentira de un ministro del entonces presidente Evo Morales.

La noticia no es una sorpresa como tal, porque la gente que suele estar informada sobre la realidad del sector de hidrocarburos sabía que el entonces ministro Luis Alberto Sánchez mentía cuando, en enero de 2019, dijo que se descubrió un mar de gas debajo de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, haciendo referencia al pozo exploratorio Boyuy X2, cuyo resultado finalmente fue negativo.

Sin embargo, la noticia cobra relevancia ahora porque en los últimos meses Bolivia ha despertado del sueño gasífero y ha entendido que el sector está en declive, que la producción no ha hecho más que caer desde el año 2015 y que el país ni siquiera está pudiendo cumplir con sus dos clientes: Brasil y Argentina.

La semana pasada, en una rueda de prensa para medios extranjeros, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, se ha encargado de desmentir a Sánchez. “Un exministro de Hidrocarburos le hizo creer a nuestro expresidente (Morales) que estábamos en un mar de gas. ¿O no? ¿O me estoy inventando? Le dijeron: ‘Estás en un mar de gas’ y era una mentira y hoy, obviamente, estamos pagando los platos rotos de no haber explorado en esos años, en esos momentos”, dijo ante los periodistas.

Entre 2014 y 2015, el país pudo llegar a una producción máxima de cerca de 62 MMmcd de gas, pero, a finales de 2022 esa capacidad de producción cayó a 39 MMmcd, lo que indica que el gobierno de Evo Morales, que se caracterizó por su política nacionalizadora y por cobrar más impuestos a las empresas petroleras, hizo poco por explorar nuevos campos para asegurar reservas futuras.

Lo que sucede es que las empresas petroleras se han dedicado, básicamente, a explotar los yacimientos ya existentes, salvo algunas excepciones, sin haberse arriesgado a buscar más hidrocarburos porque las condiciones tributarias no lo permiten.

Esto es algo que sabía el gobierno de Morales, pero no hizo lo suficiente para mejorar las condiciones que faciliten la exploración, para lo que hace falta reformas de fondo y no únicamente incentivos como los que se impulsaron y que ni siquiera fueron bien aplicados.

Ante esta realidad, lo que queda es que el gobierno de Luis Arce reoriente su política hidrocarburífera creando un marco legal que, en vez de ahuyentar la inversión, la atraiga para que se encuentren nuevos reservorios de gas natural.

La verdad, por muy dolorosa que sea, es mejor que una gran mentira, así que el ministro Montenegro hizo bien en desnudar el problema. Los mismos arranques de sinceridad se esperan en otros ministerios, como en el de Gobierno para saber lo que pasó en el Hotel las Américas, o en Justicia para revelar la estrategia de manipulación de jueces y magistrados, entre muchos otros.

La verdad, por muy dolorosa que sea, es mejor que una mentira, así que el ministro Marcelo Montenegro hizo bien

Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS