En la mira

Negociando con el agua

viernes, 25 de noviembre de 2016 · 00:00
La prolongada racionalización de agua potable que EPSAS impuso en las ciudades de La Paz y El Alto , que en algunos casos hace  dos semanas no reciben agua, se ha convertido en una oportunidad para  gente inescrupulosa que comenzó  a lucrar con la necesidad de la población.

Cisternas cargadas de agua que se llevan hasta domicilios, que de 300 bolivianos subieron a más de 1.000; agua embotellada que comenzó a desaparecer de las tiendas y negocios, y luego aumentó de precio;  venta de tanques, turriles, baldes  y otros recipientes a precios exorbitantes, son algunos de los ejemplos de lo que tienen que soportar los paceños en su desesperado intento por abastecerse de agua para su consumo.

Es momento de que el Viceministerio de Defensa del Consumidor  y que la Alcaldía de La Paz comiencen a controlar a estos negociantes que están lucrando con la desesperación de la gente.
 
Ambas instancias deberían iniciar campañas para verificar la calidad del agua que se está comercializando,  su origen y las condiciones en las que se la manipula. La Paz está en emergencia y sus habitantes en un estado de gran vulnerabilidad.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

175
2

Otras Noticias