En torno al diálogo

sábado, 30 de abril de 2016 · 00:00
Ante la incapacidad del Gobierno de ofrecer alternativas de solución al conflicto con los discapacitados, muchas personas y ciudadanos han estado haciendo sugerencias. Aunque para la opinión pública estas pueden ser interesantes y hasta adecuadas, es de suponer que ninguna de ellas será ni siquiera escuchada por las autoridades gubernamentales que optan por deslegitimar la propuesta antes de conocerla.

Las autoridades, como se vio el miércoles con la Ministra de Comunicación, están asumiendo la misma actitud en este conflicto que en todos los que se le presentaron en los últimos años -al igual que lo hacían otros gobiernos del pasado-: mantener una posición dura, cerrada a la propuesta, acusar de conspiración a los marchista y no tomar en cuenta ninguna propuesta hasta que, agotados los plazos y los marchistas, se resuelvan las cosas por cansancio.
 
Es triste. En este caso se lo ve con más contundencia puesto que se trata de personas con capacidades disminuidas que, con razón o no, conmueven con su presencia a la población. Lo más triste es ver un Gobierno que no es capaz de salir de sus propios encierros.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

162
94

Comentarios

Otras Noticias