En la mira

Cariño presidencial

jueves, 16 de febrero de 2017 · 00:00
El cariño que tiene el presidente Evo Morales a las organizaciones sociales es directamente proporcional al grado de lealtad y apoyo que éstas le prodigan. Esa lealtad se mide, entre otras cosas, por la capacidad de llenar recintos en los que discursará el Presidente, por el apoyo a todas y cada una de sus políticas, por la asistencia a eventos de repudio a los opositores e, incluso, por hacerse a la vista gorda en temas que afectan a su propio gremio.

Y, por su lado, el Presidente retribuye esa lealtad con cuotas en la administración pública, con viajes al extranjero financiados con recursos de la Cancillería, con la dotación de vehículos nuevos y usados (dependiendo del grado de cariño) y también con la construcción de modernas y enormes sedes sindicales en diversos puntos del país.

Un reciente informe del senador opositor Óscar Ortiz indica que en los últimos cinco años se han destinado 134 millones de bolivianos en la construcción de sedes sindicales.El Presidente puede expresar su cariño de la mejor manera que le parezca, pero lo que no puede hacer es destinar dinero público para usos privados. Los sindicatos son organizaciones privadas. 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

76
137

Otras Noticias