En la mira

El doble dolor del cáncer

miércoles, 26 de abril de 2017 · 00:00
En Bolivia y, particularmente en La Paz, estar enfermo de cáncer implica un doble dolor: el de la enfermedad como tal y el de no tener acceso a un equipo, llamado acelerador lineal, que alivie las penurias diarias.

Las imágenes de los enfermos de cáncer arrodillados y con lágrimas en los ojos en las puertas del Ministerio de Salud implorando por la compra de ese equipo médico sensibilizan a cualquier ser humano, menos a las autoridades del Estado, que se pasan la responsabilidad entre ellos, como si de un balón de fútbol se tratara.

Los pacientes con cáncer están desesperados porque, según denunciaron, el equipo de cobalto en el que se hacían sus tratamientos se arruinó la semana pasada, lo que significa que la enfermedad de muchos de ellos es ahora una sentencia de muerte.

Ese tratamiento es arcaico en estos tiempos, pero por ahora ni eso está al alcance de los enfermos.

Llama la atención que la Bolivia próspera que ostenta millonarios museos, palacios y aviones no pueda financiar un acelerador lineal para los más vulnerables entre los vulnerables, que son los enfermos de cáncer.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

189
53

Otras Noticias