En la mira

Niña, doblemente víctima

jueves, 23 de agosto de 2018 · 00:14

Hace pocos días se informó sobre la intervención de una clínica de La Paz, donde se había practicado un aborto a una niña de 12 años que, previamente, había sido violada por su primo de 16 años.

Más allá de las implicaciones legales en torno a la clínica y a su dueño, es preciso centrar la preocupación en el caso en sí mismo. Por un lado, se trata de una niña que ha sido abusada sexualmente por su primo. Por otro, si en Bolivia se aplicara la ley como corresponde, esa niña hubiera tenido derecho a un aborto legal y seguro, puesto que una de las causales para la interrupción legal del embarazo es precisamente la violación. Tratándose de una niña no puede haber otra opción que la violación para que ella salga embarazada.

Quizá por desconocimiento, por prejuicios o para evitar el escándalo, los padres de la niña no concurrieron a tiempo a solicitar la interrupción del embarazo, el caso es que se esperó hasta los seis meses de gestación cuando todo terminó en una complicación.

En síntesis, la niña fue violada por el primo y también por un Estado incapaz de hacer cumplir la ley a su favor.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

133
6

Otras Noticias