Abogados de mala calaña

lunes, 21 de enero de 2019 · 00:14

Apodado como “el abogado del diablo”, Jhasmany Torrico Lecler ha sido detenido y llevado preso a la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro. Torrico, jurista cochabambino que tenía como modelo a seguir los personajes de la película El Padrino y cuyo código no eran las leyes ni la Constitución, sino las reglas de la mafia, se dedicaba a extorsionar personas y obligarlas en algunos casos a pagar deudas en mora y en otras a renunciar a sus bienes a punta de torturas, secuestros y terror.

Como forma de gozar de su propio sadismo y crueldad, el abogado filmaba a sus víctimas y luego les mostraba estas imágenes a otros para amedrentarlos. Fue así que se filtraron algunas de ellas y, junto a ya antiguas denuncias, se logró su aprehensión.

Hasta ahí un anecdotario de terror. Pero, alrededor de este oscuro personaje pululan jueces, fiscales y más abogados que lo apañaban en sus actos y usufructuaban de sus mal habidas ganancias.

Torrico es un monstruo; un ser de terror que aparece para mostrarnos, una vez más, cuán degradada está nuestra justicia. Es un extremo, claro, pero de lo que es posible con operadores de mala calaña.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

171
3

Otras Noticias