De defensor a destructor

lunes, 28 de enero de 2019 · 00:14

David Tezanos Pinto fue elegido para ser el Defensor del Pueblo, pero terminó convertido en el destructor de la institucionalidad de la Defensoría.

Sus denuncias de violencia familiar en su contra, su declarada  infidelidad, los supuestos chantajes de su esposa, todo eso tendrá que ventilarse en la justicia, pero, Tezanos Pinto le queda debiendo al país una institución. Si bien este hombre, quien se aplazó en el examen para postular al cargo, tiene la responsabilidad de haber tirado al suelo la credibilidad de la Defensoría del Pueblo, la mayor responsabilidad la tiene el MAS por haberlo elegido, a sabiendas de que era incompetente para el cargo.

  El oficialismo, que cuando lo designó se deshizo en elogios a su currículum y su supuesta ética, creyó que nombrándolo controlaría las denuncias que la gente plantea en contra del Gobierno, pero no midió al ser humano que estaba encargando esa misión.

Finalmente, la elección de Tezanos Pinto terminó siendo un efecto búmeran en contra del MAS, porque la gente sabía  que se trataba de un títere del Gobierno y no de un Defensor del Pueblo.

350
10

Otras Noticias