En la mira

Diputado racista

martes, 08 de enero de 2019 · 00:14

El diputado brasileño Rodrigo Amorim, del partido del presidente Jair Bolsonaro, causó indignación en Bolivia por haber dicho que “a quien le gusten los indios se vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio”.

 Somos un país mayoritariamente indígena y, por tanto, el dicho no tendría por qué ofendernos, pero el caso es que este diputado usó la expresión de forma despectiva, como si un país de indígenas y gobernado por un indígena fuera el basurero al que hay que arrojar lo que en Brasil se descarta. Él parte justamente del criterio de que los indígenas son “basura”.

 La polémica surgió porque él está en contra de la aldea Maracaná, una infraestructura  en la que viven 25 familias indígenas en Río de Janeiro. “Como carioca, me causa indignación ver aquello de la manera en que está hoy”, dijo refiriéndose a los habitantes como “basura urbana”.

Sin duda, corren nuevos y malos tiempos en Brasil, y lo que acabamos de escuchar es apenas el comienzo de una ola racista, conservadora y xenófoba.  Bolivia está ante el reto de no retroceder en las próximas elecciones. 
 

75
102

Otras Noticias