En la mira

Violencia llevada al extremo

viernes, 01 de febrero de 2019 · 00:14


María Ch. fue víctima de violencia extrema. Su marido Simón Capo Vargas la golpeó hasta fracturarle los brazos. No contento con eso, le arrancó el ojo para que no pudiera ver a nadie más.

 Ella se encuentra en el hospital de Clínicas de La Paz y necesita ayuda económica porque debe realizarse dos operaciones, una en el brazo y otra en la concavidad del ojo para que la herida no se infecte. Para cada una de las cirugías precisa 17.000 bolivianos. Aunque el Gobierno prometió ayudarla, los aportes ciudadanos le servirán para su recuperación.

“Mi esposo me ha golpeado. Mis brazos los ha fracturado uno por uno. Luego me ha sacado mi ojo con su dedo y se ha escapado”, dijo la mujer desde la cama del hospital. El caso de María no es único. A diario las mujeres sufren la violencia de sus parejas y, en promedio, una es asesinada cada tres días.

Pero, el caso de María impresiona porque quedará discapacitada de por vida y porque su historia revela que en la violencia machista no hay motivos. A él se le ocurrió que ella es de su propiedad, que no puede mirar a nadie más y, por eso, le extirpó el ojo. Sadismo puro.
 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

138
7

Otras Noticias