En la mira

Un dirigente perseguido

miércoles, 13 de febrero de 2019 · 00:14

Franz Siles, exsecretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, merece ser escuchado y, si existiera un Órgano Judicial independiente, en base a su testimonio se podría abrir una caja de Pandora. Siles  enfrenta un juicio penal de parte de Entel porque la estatal lo acusa de una millonaria desaparición de tarjetas.

Sin embargo, esta acusación, según cuenta Siles, ocurrió después de que él acusara al exgerente de Entel Óscar Coca de  “persecución y acoso laboral” contra la dirigencia, porque el sindicato paceño  había denunciado un supuesto tráfico de influencias y ganancias ilícitas de parte de  funcionarios de la empresa estatal. De ser cierto, la acción de Coca es típica de los funcionarios públicos de estos tiempos que acusan al acusador y dan la vuelta el caso para salir bien librados de éste.

Siles acudió al Ministerio de Trabajo y, como era de esperarse, no consiguió que sus derechos fueran restituidos.

La versión de Siles debería ser la punta del ovillo para investigar a la estatal Entel, pero eso puede ser peor que pedirle peras al olmo.

185
5

Otras Noticias