Un psicólogo para el TSE

domingo, 14 de abril de 2019 · 00:14

  Se dice que si en un curso la mayoría de los estudiantes se aplazan es porque el profesor está fallando. Salvando las distancias,  en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) está ocurriendo algo parecido. Son tantas las renuncias que la responsabilidad ya no se puede atribuir a los trabajadores, sino a los jefes o las jefas.

   Un reciente recuento de Página Siete estableció que en los últimos seis meses  35 funcionarios fueron despedidos o renunciaron a sus cargos, ocho de los cuales eran parte del área informática.

 El TSE atribuyó las renuncias a temas “estrictamente personales”. En todo caso, no es creíble que tantas personas en tan poco tiempo tengan problemas personales que les impidan seguir en el TSE, o estaríamos ante un rarísimo caso digno de ser atendido por un equipo de psicólogos.

Lo que ocurre es que la presidenta del TSE, Eugenia Choque, y otros miembros de la sala plena  quieren barrer con el personal técnico, sobre todo con quienes trabajaron con los vocales renunciantes, José Luis Exeni y Katia Uriona. De esa forma, el TSE se va desmoronando y la gente va perdiendo la confianza en la institución.

185
1

Otras Noticias