Maquillaje policial

lunes, 15 de abril de 2019 · 00:12

Quien fuera comandante de la Policía, Rómulo Delgado, apenas cruzó la barrera de los tres meses en el cargo y fue cambiado sin explicaciones.

El relevo se produjo en medio de una profunda crisis institucional de la Policía, que, sin embargo, data de gestiones pasadas.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dio la misión al comandante entrante de “sanear la corrupción”, lo que, sin embargo, no será resuelto con el cambio de un comandante, algo que, dicho sea de paso, ocurre cada año, sino con un plan de reestructuración de fondo.

Este año, la Policía se vio envuelta en escándalos que van desde cobros ilegales para el ingreso a la Anapol, hasta el caso Raña, pasando por violaciones en las carceletas y la misteriosa muerte de un ciudadano chileno en el Salar de Uyuni.

Y, para mayor seña de que la crisis es profunda, el Gobierno informó que dos jefes policiales están siendo investigados por nexos con el narcotráfico.

Querer resolver esa crisis con el cambio de un comandante podría ser entendido como una ingenuidad o, por el contrario, como un intento de maquillar la podredumbre interna.

183
2

Otras Noticias