En la mira

Que sí, que no, que no sé

sábado, 07 de septiembre de 2019 · 00:14

Que somos un país poco serio y desorganizado no es mayor novedad ni dentro ni fuera de nuestras fronteras, pero cuando a esas condiciones habituales se suma el cálculo político, las consecuencias pueden ser vergonzosas.

Es lo que hemos visto con la llegada primero, el rechazo y retorno después, y el nuevo regreso - a pedido de la gente- de un grupo de bomberos argentinos que vienen con la intención de ayudar a sofocar el incendio en los bosques amazónicos. 

Los bomberos llegaron al país y se encontraron con que el Gobierno boliviano había cancelado la solicitud de ayuda. Finalmente, tras dos días de burocracia e incertidumbre, los bomberos fueron aceptados.

El embajador argentino, Normando Álvarez, dijo que se siente decepcionado por la falta de seriedad y lamentó la burocracia que hay en el país para recibir ayuda internacional en esta emergencia.

 Y es verdad, si algo se ha jugado estos días es el cálculo: qué puede o qué no puede dañar la imagen del candidato/presidente antes de qué es útil y necesario para las víctimas. Una pena.
 

 

160

Otras Noticias