En la Mira

Un exceso

lunes, 06 de enero de 2020 · 00:13

Un funcionario de Agetic fue enviado a la cárcel y otra cumple detención domiciliaria tras ser acusados de uso indebido de bienes del Estado y sedición. Concretamente, se los señala de haber difundido propaganda en contra del gobierno de Jeanine Añez desde dependencias del Estado.

Es probable que estas personas hayan incurrido en uso indebido de bienes del Estado, al usar oficinas y equipos tecnológicos en la difusión de propaganda para un partido político, pero de ahí a imputarlos por sedición hay un largo trecho que no tiene explicación jurídica posible.

En Bolivia rige la libertad de expresión y eso deberían entenderlo los jueces y fiscales que antes respondían al MAS y que, de la noche a la mañana, han cambiado de bando para darle gusto al nuevo Gobierno.

Existen indicios de que la Agetic fue utilizada para el fraude electoral, un delito mucho más grueso que producir y enviar memes, pero esa acusación sólo será posible cuando la Fiscalía logre probar aquella acción. Mientras tanto, se está forzando una acusación que vulnera la libertad de expresión.

109
80

Otras Noticias