En la mira

Ciegos ante el narcojet

lunes, 24 de febrero de 2020 · 00:14

El negocio del narcotráfico goza de buena salud en Bolivia, sin importar quién gobierne. La prueba de ello es que un jet ingresó de Argentina a Bolivia, aterrizó en el aeropuerto de Guayaramerín, cargó una tonelada de cocaína, se reabasteció de combustible y volvió a emprender vuelo, esta vez rumbo a  México, donde sus pilotos fueron detenidos y su carga, decomisada.

 Para su ingreso a Bolivia que ocurrió en la madrugada del 28 de enero, se apagaron los radares y los funcionarios que debían evitar la salida de narcóticos se taparon los ojos. Los demás subalternos, que ahora están detenidos, se pusieron al servicio del narcojet para que aterrizara y cargara la droga mientras despuntaba el alba.

Información recogida por Página Siete indica que el exjefe de la Felcn estaría involucrado con este narcoviaje y el Gobierno además asocia el tema con la denominada “reina del norte”, aunque no existen pruebas al respecto.

Está claro que el ministro Arturo Murillo tiene mucho trabajo por hacer en esta materia porque es un  papelón que el jet haya sido detectado en México y no en Bolivia, donde cargó la cocaína.

 

144
5

Otras Noticias