En la mira

Pagar por no trabajar

viernes, 15 de enero de 2021 · 05:14


La empresa Inti Raymi ha denunciado que, en un tiempo récord, la justicia ha aceptado que 21 de sus extrabajadores sean reincorporados de inmediato a sus funciones. El problema es que no tienen funciones que cumplir. Los yacimientos auríferos de Inti Raymi se agotaron en 2015 y las actividades productivas de la empresa cerraron. Todos los trabajadores recibieron sus beneficios sociales, pero aprovechando de una justicia politizada, 21 de ellos presentaron un Amparo, que fue aceptado.

A partir de ello, han seguido recibiendo sus salarios, pese a que no trabajan. Según la empresa, cada uno de ellos ha ganado en los últimos cinco años un millón de bolivianos. En noviembre pasado nuevamente se intentó su desvinculación, pero en enero han sido repuestos en sus inexistentes cargos, otra vez por un repentinamente eficiente sistema judicial.

El caso de Inti Raymi es muy demostrativo del clima empresarial que vive el país: hoy, como se sabe, virtualmente una compañía no puede despedir a un empleado. Ahora resulta que no puede hacerlo ni siquiera cinco años después de haber cerrado operaciones productivas.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

44
170

Otras Noticias