Otras palabras

Brasil enfrenta sus demonios

jueves, 21 de abril de 2016 · 00:00
La votación del impeachment (proceso de destitución) de la presidenta Dilma en la Cámara de Diputados fue un espectáculo vergonzoso y doloroso para Brasil. Las noticias internacionales y los memes en las redes sociales mostraron un país con una élite política mediocre y provinciana. Internamente fue un show patético, inclusive para los ciudadanos que estaban a favor del impeachment.

El hecho mismo de tener al diputado Eduardo Cunha, acusado formalmente por la justicia brasileña por temas de corrupción, presidiendo la sesión, la convertía en una escena desencajada moral y políticamente. Sin embargo, lo peor estaba por venir. La invocación a Dios, la propiedad, a la familia e, inclusive, al torturador de la presidenta Dilma, por parte de los diputados que votaban a favor del impeachment, fue la gota que colmó el vaso y relevó una jauría de representantes sin argumentos que  hirió la legitimidad del proceso. 
 
Se desnudó un Congreso ultraconservador y linchador, contrario a una agenda progresista que impulsa la sociedad brasileña en términos de comportamiento e identidades, como la igualdad de género, matrimonio gay, cuotas raciales, control de armas de fuego, aborto, derechos laborales, etcétera. 
 
La sesión del domingo mostró que el cambio de la correlación de fuerzas con la salida de la presidenta Dilma significará un giro hacía una agenda conservadora, que pone en jaque los avances logrados en las últimas décadas en estas materias. Por esta razón la angustia de muchos jóvenes, como mis hijas y sobrinas (os), al conocer, por primera vez, a sus representantes trogloditas. 
 
Una situación compleja y llena de matices y grises. Si, por un lado, el Congreso respondió al pedido de la mayoría de la población brasileña para sancionar el gobierno del PT por su responsabilidad en la crisis moral y política y económica colosal que vive el país; por otro lado, la medicina puede ser peor que la enfermedad, porque el grueso de los diputados son parte de los esquemas de corrupción y de la falta de ética en la política.  
 
Al final, los futuros gobernantes, Michel Temer (Vicepresidente), Renan Calleiros (presidente del Senado) y Eduardo Cunha (presidente de Diputados) son parte constituyente de la debacle moral, política y económica que vive el país. No sólo están directamente involucrados en los actos de corrupción, son igualmente responsables por el manejo fiscal irresponsable. Todo indica que las crisis política y económica seguirán su curso e, inclusive, pueden agudizarse. 
 
Sin embargo, lo más asustador está en el giro conservador de la agenda política y en las maniobras de los partidos políticos para frenar las investigaciones sobre los esquemas de corrupción que, como sabemos, involucra a la mayoría de los diputados y senadores.  
 
La población brasileña ha mostrado su capacidad para repudiar la privatización de lo público, el derrumbe ético en la política, la irresponsabilidad en la gestión económica, el engaño sobre la situación fiscal del país y sus consecuencias: recesión, el incremento del desempleo, el derrumbe de la salud y educación, el cierre de
empresas y la suspensión del pago a los jubilados. 
 
Quedan las preguntas sobre si la población brasileña va a seguir movilizada para proteger la independencia del Poder Judicial y la continuación de los procesos contra todos los políticos hasta el final; si va a tener la fuerza para reclamar reformas profundas en el sistema político y en la institucionalidad democrática y, finalmente, presionar para reencauzar la dinámica política y frenar la tendencia conservadora y corrupta de los representantes actuales.
 
Fernanda Wanderley es socióloga e investigadora. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

92
3

Comentarios

Otras Noticias