Folio político

Democracia en peligro y desinstitucionalización de las FFAA

sábado, 23 de abril de 2016 · 00:00
En 34 años de democracia (1982-2016), las Fuerzas Armadas (FFAA) en Bolivia tienen muchos problemas de institucionalidad. ¿Qué quiere decir esto? Significa que existe un lento proceso mediante el cual las normas y conductas de las instituciones militares todavía no reconocen ni aceptan las enormes exigencias democráticas en términos del respeto de derechos y el cuidado de la estabilidad política a cargo del poder civil.

Con Evo Morales en el poder tampoco se logró una mayor legitimidad y reconocimiento de autonomía institucional para mejorar la relación entre las FFAA y la defensa de la Constitución, o el respeto de la sociedad civil hacia la institución militar como entidad que defiende la soberanía estatal.
 
Aunque no es nada sorprendente, los militares son quienes violan de manera más sistemática y de forma impune los derechos humanos, junto con las instituciones policiales, aprovechando, al mismo tiempo,  un montón de ventajas, como una jubilación  holgada y un tratamiento privilegiado en términos de cargos, solamente porque podrían ayudar al presidente a mantenerse en el poder por razones estrictamente autoritarias y pragmáticas, destruyendo cualquier convicción democrática.
 
Hoy existen propuestas de reforma político-institucional para identificar un conjunto de nuevos roles militares y una mejor profesionalización de las FFAA. Más bien,  Morales delegó a éstas otras funciones: controlar el contrabando y ser parte de la seguridad pública, lo cual no resuelve su crisis de institucionalidad.
 
Existe un grave déficit de institucionalidad y problemas de modernización dentro de las FFAA, sobre todo por la violencia que se practica en los cuarteles y el abuso de poder en las tareas de lucha contra el contrabando o el narcotráfico. Estos abusos son parte de un escenario pre-moderno y, por lo tanto, las FFAA están casi totalmente desprovistas de capacidades para reformarse desde adentro. La pregunta central es: ¿cuáles son los problemas de institucionalidad que se encuentran profundamente? La desinstitucionalización repercute en la inestabilidad política de diferentes gobiernos, generando permanentes escenarios de violencia que destruyen los valores básicos de la democracia.
 
Con carácter hipotético se puede afirmar que la carencia de una institucionalidad en las FFAA impacta en la aparente instrucción integral que se da a los conscriptos  bajo el Servicio Militar Obligatorio (SMO), creándose patrones de autoritarismo impune y determinando una incapacidad de adaptación de la institución  a los requerimientos de un sistema de derechos.
 
Los constantes vacíos en la construcción de una institucionalidad dentro las FFAA  vienen desde la instauración de la democracia, en 1982, debido a la falta de claridad e interés de los legisladores y militares de alto rango para abordar la modernización y formación profesional, provocando condiciones de violencia en los cuarteles y en la intervención de los militares en los momentos de manutención del orden político interno. Estos problemas crean una enorme incertidumbre respecto a los principios democráticos que las FFAA deben obedecer. 
 
En el marco de los derechos y deberes de los niños, niñas y adolescentes, debe abrirse la alternativa para realizar un servicio civil y dejar de lado el SMO. El Estado también debe garantizar que la realización del SMO sea uno de los ejes para el total respeto de los derechos fundamentales y para la reforma del Estado.
 
Es oportuno sugerir que el SMO tienda progresivamente a desaparecer o, en todo caso, pueda combinarse con el servicio civil,  para que los ciudadanos optemos por una u otra modalidad, con el único propósito de rendir honores a la soberanía del Estado y aplicar una gama de valores cívicos.
 
Los altos jerarcas de las FFAA tienden a acumular dinero fácil y a no rendir cuentas cuando abusan a su propia gente o a los ciudadanos de a pie. En consecuencia, llegó la hora de abandonar el SMO, así como reformar las FFAA para evitar que éstas acaben nuevamente con la democracia.

Franco Gamboa Rocabado es sociólogo, doctor en ciencia política y relaciones internacionales, miembro de Yale World Fellows Program.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

75
3

Comentarios

Otras Noticias