Bajo la sombra del olivo

El MAS en su laberinto

jueves, 7 de julio de 2016 · 00:00
 Si Evo Morales no hubiera insistido en la reelección luego de haber gobernado dos periodos consecutivos habría tenido, no solamente la posibilidad de regresar a la presidencia, sino de gravitar de manera decisiva en la política nacional durante 20 o 30 años.

En las elecciones de 2014 el MAS podría haber ganado con otro candidato sin mayores dificultades y, si por algún milagro la oposición hubiera ganado en segunda vuelta, tendría que haber cogobernado con el MAS de todas maneras, si la idea era durar más de seis meses, claro.

Aquello hubiera habilitado a Morales a candidatear constitucionalmente en 2019, abriéndole la posibilidad legal de volver a la Presidencia y, eventualmente, ser reelecto nuevamente para un segundo periodo. 

¿Se da cuenta usted? Sin necesidad de violar la Constitución, ni de cambiar las reglas del juego a su conveniencia, podría haber tenido la oportunidad de ser el eje de la política nacional por un cuarto de siglo y no solamente pasar a la historia grande, sino hacer historia.

El camino que ha elegido es, sin embargo, bien distinto y de continuar así le deparará un destino totalmente distinto, en términos políticos e históricos. Si Morales insiste en seguir adelante con la estrategia suicida que se ha planteado luego de la última derrota electoral del 21 de febrero se irá para siempre, pues cuando excedes los límites del abus, la gente no te perdona. Habrán podido quedarse mucho tiempo de manera continua, pero se habrán cerrado todas las puertas para volver.

Digo esto porque creo que comparto con muchísima gente la horrible sospecha de que hay una corriente dentro del Gobierno que ya no está dispuesta a jugar bajo las reglas democráticas, como usted y yo las conocemos, y que ha decidido que no dejarán el Gobierno bajo ninguna circunstancia.

Pensará usted que han perdido la razón, pero creo que, de alguna manera, podrían estar utilizando lo último de razón que les queda para darse cuenta de que, tal como está ocurriendo en otros países de la región, dejar el poder no solamente implica renunciar a los privilegios, a los que se han habituado durante 10 largos y hermosos años, sino también rendir cuentas ante la justicia por lo que se hizo o por lo que se dejó hacer.

Y, sin duda, que debe ser bien difícil imaginarse pasar de un día a otro del poder absoluto y la certeza de la eterna impunidad, a la angustia del autoexilio en algún remoto país o al rigor de una justicia que ya no responda a sus necesidades.

El caso del Fondo Indígena podría ser un buen ejemplo de muchos otros por venir; la corrupción cometida allí fue de un nivel de grosería propia de quien está absolutamente convencido de que las cosas serán iguales siempre y que nunca tendrá que rendirle cuentas a nadie.

Estamos entonces frente a un gobierno que dispone y ejerce un enorme poder, pero que, paradójicamente, se siente acorralado y mortalmente amenazado por un precepto democrático elemental que, al parecer, nunca comprendió correctamente que el poder no puede ni debe ser eterno, que la alternancia es un principio básico e imprescindible y que las reglas de la democracia exigen que el próximo presidente debe ser otra persona.

Y estamos frente a un gobierno atónito y paralizado, que no atina ni a hacer gestión ni a reinventarse a partir de su crisis, y en el que, además, nadie se anima a decir ni pío, por el terror a ser acusados de débiles o traidores. 
Los masistas, en suma, han dejado de hacer política, tanto hacia adentro del Gobierno como hacia afuera, y parecen haberse resignado a esperar algún milagro que permita una nueva reelección o, de lo contrario, inmolarse masivamente junto a su jefe.

   Ilya Fortún es comunicador social.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

293
6

Comentarios

Otras Noticias