#VerdadesSinFiltro

Llegó la hora de pagar favores

jueves, 23 de agosto de 2018 · 00:12

Lo que ocurrió con el señor Gonzalo Hermosa de los Kjarkas es algo que está comenzando a pasar y que pasará de aquí en adelante con mayor frecuencia con otros artistas, intelectuales, periodistas, y un largo etcétera.

Pasa simplemente que el Gobierno les está exigiendo, por primera vez, que paguen los favores otorgados durante muchos años, poniendo la cara públicamente en defensa de la reelección de Evo Morales.

No vayamos a ser tan ingenuos y pensar que el señor Hermosa tuvo un súbito arresto de convicción política al afirmar que Morales es un regalo de Dios y, por lo tanto, un predestinado que está por encima de la ley, del voto ciudadano, y de la democracia.

No señor. Estoy seguro de que el autor de la libidinosa Cara bonita, no tenía la menor gana de enfrentarse a la gran mayoría del país en un tema tan jodidamente sensible y profundo como es la defensa de la democracia.

Lo que pasa es que le llegó el momento de pagar las deudas, que deben ser tan, pero tan grandes, que lo mandaron al frente a defender lo indefendible, a costa de la credibilidad, del cariño y del respeto que mucha gente seguramente todavía le tenía.

No es que el señor Hermosa sea masista o devoto admirador de Evo Morales y menos aún que esté dispuesto a dilapidar parte de su bien ganada reputación artística comprándose, de puro cantor, un pleito monumental con su fanaticada nacional e internacional.

Lo que pasa es que le llegó la mala hora en la que sus amigotes del MAS le dijeron algo así como: “viejito, te dimos todo lo que nos pediste durante 12 años y nunca te pedimos nada a cambio. Llegó la hora de que nos pagues los favores poniendo tu cara en una batalla que para nosotros es de vida o muerte”.

Y claro, esto es como las mafias: las deudas se pagan o se pagan y si disfrutaste a morir la colección de dádivas desde el poder, ahora te toca poner la jeta, te guste o no te guste, te convenga o no te convenga, con convicción o sin convicción. De lo contrario, te puede ir muy mal.

El sacrificio de Hermosa y de los Kjarkas refleja en realidad la dura situación de un gobierno obligado a quemar sus últimos y más valiosos cartuchos en el todo o nada de su recta final.

La situación del gobierno es tan delicada de cara a lo que tiene que enfrentar de acá en adelante, que está viéndose obligado a gastar sus mejores fichas en la madre de todas las batallas en contra de la ciudadanía y en contra de la democracia.

Se viene entonces la temporada de los deschapes y las asadas públicas de un montón de personajes e incluso instituciones que aprovecharon calladitos, y hasta ahora pudieron operar políticamente con perfil bajo, sin mucho sacrificio personal.

Unos irán al cadalzo público defendiendo al gobierno, un poco avergonzados y a regañadientes, y otros lo harán con entusiasmo y agresividad, como Hermosa, apostando de alguna manera a que alguien le crea que lo hace por convicción propia.

No seamos entonces tan duros con los Kjarkas. No tienen nada personal ni con Evo, ni con el MAS, ni en contra nuestra, ni en contra de la democracia; están nomás pagando facturas, como lo hicieron con anteriores gobiernos y como lo harán con el próximo, sea quien sea.

Ilya Fortún es comunicador social

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

510
27

Otras Noticias