¿El presidenciable o la agenda del 21F?

Por 
lunes, 23 de abril de 2018 · 00:10

El Gobierno anda insistiendo a la oposición boliviana que en vez de preocuparse por la candidatura de Evo y lloriquear ante los medios nacionales e internacionales, que se pongan de acuerdo y que elijan un candidato. Los voceros del Gobierno insisten que la oposición no tiene ideas ni tiene candidatos, que sólo saben oponerse al líder indígena.

¿A qué le tienen miedo?, preguntan los masistas. ¿Por qué no vamos a las urnas y que el pueblo decida?, remachan. Aseguran que la oposición le tiene miedo a Evo porque sabe que no le pueden ganar, sabe que Evo es el mejor presidente de toda la historia y que ningún líder de   oposición le llega siquiera a los talones. La derecha boliviana quiere volver al pasado y sólo Evo es la garantía para que todo el proceso de cambio continúe y se garantice la nacionalización, la inclusión y la soberanía nacional.

Sin darse cuenta de las intenciones oficialistas, ya por desubique o por seguidismo, algunos líderes de oposición y de opinión están seguros de que ha llegado el momento de apuntalar a un líder que le haga frente a Evo. Como si ya estuviéramos en pleno proceso electoral, estos adalides te interpelan: Negro, no seas gil, si tienes que escoger entre el Evo y la nada, ¿qué escoges?. Y te rematan: Hagamos lo que hagamos, igual el Evo va ir a de candidato y no queda otra que la oposición se ponga nomás el acuerdo y busque uno que le haga frente.

Además, estos mismos visionarios, como si la política se hiciera en Marte, te dicen que el líder de la oposición debe ser joven, inteligente, valiente, atractivo, que sea mujer, que sea humilde, que no tenga nada que ver con el pasado y esté inmaculado ante todos los males de la política boliviana. Todo un dechado de virtudes, un ángel Gabriel que nos salve de este infierno y nos conduzca al paraíso.

Desde mi perspectiva, no tan lúcida como la que presumen tener varios, les pregunto: ¿Se ha logrado alguna victoria referida al 21F que es el leiv motiv de la resistencia ciudadana? El Gobierno está dispuesto a respetar los resultados del 21F? Está dispuesto a respetar la CPE, suspender la persecución política, respetar la independencia de los poderes públicos y respetar la libertad de prensa? Los iluminatis no se dan cuenta de  que en las cuatro etapas que tienen los procesos de transformación (acumulación, subversión, rebelión, transformación) la resistencia boliviana se encuentra, después de un largo proceso, en acumulación. Sí, gran acumulación y eso sí es un avance.

Hace cuatro años era imposible pensar en grandes concentraciones y paros contra el régimen, convocados y protagonizados por los ciudadanos. Esa acumulación asusta al poder, por eso es el más interesado en pararla y para ello insiste en llevar a la resistencia hacia el territorio que le importa, el electoral, porque sabe que en ese escenario la desarticula y canibaliza.

Durante esta resistencia, la unidad, de jóvenes, viejos, derechistas, centristas, izquierdas, exmasistas, hombres   y mujeres es la que   permitió a la oposición avanzar, acumular y arrinconar al régimen. El MAS perdió las plazas y calles. Se le ha ganado la moral y el respeto. La iniciativa está en manos de los ciudadanos.

La derrota del Código Penal creyeron que era un accidente y jamás se imaginaron que el 21F Bolivia se uniría en el gran paro cívico nacional pacífico y movilizado. En su soberbia no se imaginaron que los hermanos cocaleros les darían un sopapo político, que hasta hoy no logran asimilar.

Finalmente, creyeron que jamás una delegación de ciudadanos bolivianos se haría presente en Lima, en la Cumbre de las Américas. En este escenario continental, valientes bolivianos y bolivianas unidos llevaron al mundo la Bolivia No Evo, la Bolivia que, cada vez más, se acerca a ser Venezuela antes que una democracia abierta.

El Gobierno busca por todos los medios romper esa unidad y, por eso, extrema esfuerzos para evitar que se hable del respeto al voto del 21F e insiste en que eso ya está fuera de discusión. No se puede caer en el juego del Gobierno que es empezar a hablar de candidatos.

El régimen tiene demandas nacionales e internacionales para que en Bolivia se respete la CPE y el voto ciudadano. Ahí están los casos del Hotel las Américas y de los diputados que no se les permitió ser candidatos a gobiernos locales. Sobre esto, el actual  TCP y TSE deben saber que si no hacen respetar la CPE y el 21F, más temprano que tarde, les caerá el peso de la justicia internacional y de las cárceles nacionales. Por eso, en este tiempo, la oposición no puede estar dividida detrás de  uno u otro candidato; eso vendrá y su momento será el próximo año.

Iván Arias Durán es ciudadano de la República de Bolivia.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Más de
21F
744
16

Otras Noticias