Continuidades y rupturas

Escenarios post-referéndum: nuevos desafíos para todos

jueves, 3 de marzo de 2016 · 00:00
Si nos atendríamos estrictamente a la pregunta del referendo nada debería cambiar en el escenario social y político inmediato, ya que lo que se votó el 21 de febrero fue la posibilidad o no de reformar un artículo de la nueva Constitución, que recién entrará en aplicación dentro de cuatro años; es decir, para las elecciones generales de 2019. Sin embargo, desde el principio de la campaña  se asoció mecánicamente el voto positivo al apoyo a la actual gestión del gobierno y, por supuesto, a la figura presidencial, convirtiendo la elección en un acto político plebiscitario.

El triunfo del No -resultado totalmente imprevisto por sus impulsores- abre un escenario enormemente positivo para la democracia boliviana, porque va a forzar a la renovación política e ideológica, tanto en el oficialismo como en la o las oposiciones.
 
En realidad, no concuerdo con que el país se encuentra polarizado como resultado de la elección, pues el supuesto polo opositor es una entelequia, se encuentra disgregado, en él habitan distintos sectores políticos y sociales portadores de diversos contenidos, liderazgos y sentidos, que se unificaron  coyunturalmente detrás  del objetivo común de rechazar la reforma constitucional.
 
Sin embargo, ante el próximo proceso electoral  están obligados a prefigurar nuevos liderazgos, elaborar proyectos de poder y propuestas alternativas de país, capaces de dar respuestas a las expectativas ciudadanas y captar electores. 
 
El asunto es más grave para el partido de gobierno, pues enfrentan un momento político de gran exposición pública, fragilidad e incertidumbre, totalmente inesperados. El destape de las denuncias que involucran altos personajes de gobierno no se detiene y fluyen en la opinión pública, sembrando una sombra de duda en la población. 
 
Por otra parte,  la ausencia del líder principal como candidato para el 2019 forzará al partido a construir otros liderazgos que tengan la capacidad de cumplir  con una de las tareas más difíciles para el MAS: mantener la cohesión organizacional, armonizar la diversidad de intereses que contienen los sectores sociales y las disputas personales e ideológicas que coexisten en su seno. Por tanto, es muy sensible a una diáspora social y política ante la ausencia de un cemento ideológico que los una. En el reverso de la moneda, es un desafío  muy saludable para la práctica democrática interna y la necesaria reinvención del proyecto político.
 
Pero, también resulta crítico para el actual presidente continuar con  los planes y funciones gubernamentales durante los cuatro años restantes en un ambiente con relativo rechazo a la continuidad en el poder, ya que más del 50% de electores se manifestó adverso a dichas pulsiones.  ¿Cómo recuperar y reproducir la legitimidad después de estos resultados? ¿Cómo mantener un escenario de gobernabilidad interna y externa?  Y más difícil aún,  ¿cómo garantizar un triunfo político en 2019? 
 
A pocos días del evento electoral, el gobierno convocó a un gabinete ampliado para realizar una evaluación de los resultados. El gobierno señaló públicamente como causas de la derrota del referendo al rol que habían jugado algunos medios de comunicación, que "construyeron matrices de opinión negativas”, y a la ofensiva política de la derecha extranjera –léase del imperialismo- para desacreditar la gestión del gobierno y del Presidente en ejercicio. También señaló al uso de las redes sociales por parte de la derecha para desacreditar. Un ejercicio, sin duda, de muy limitado de  autocrítica, en el que apenas admitieron que cometieron "algunos errores” durante la campaña. 
 
De mantenerse esta actitud, resulta cada vez más contradictorio su deseo de convencer al electorado de votar por la opción del proceso de cambio que lleva su firma y el comportamiento de quienes pretenden justamente mantenerse en el poder.

María Teresa Zegada es socióloga y analista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

220
96

Comentarios

Otras Noticias