Continuidades y rupturas

La vieja práctica del entrismo político

Por 
jueves, 01 de febrero de 2018 · 00:06

Una cualidad de las organizaciones sociales, sin duda difícil de sostener, es su autonomía respecto del poder estatal. No se trata sólo de resistir la presión abierta o  la represión para ceder ante el poder; sino de neutralizar  estrategias más arteras como la injerencia e intromisión en las orientaciones de la organización a través de  los integrantes de sus propias filas.


 De hecho, al interior de las  organizaciones sociales existen tensiones políticas producto de intereses confrontados y de la presencia de militantes político; por esta razón, para mantener la cohesión interna existen mecanismos institucionales como los congresos o la elección periódica de direcciones que deben ser respetados. Sin embargo, estos acuerdos y normas no están exentas de las viejas prácticas políticas  como el entrismo  que pretende tomar el control de la organización sindical. 


 Hace pocos días, en medio del largo conflicto suscitado en el país que involucró a distintas organizaciones sociales y ciudadanos en rechazo al  Código del Sistema Penal y en defensa de los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, se suscitaron acontecimientos relevantes, entre ellos,  la reedición de Conade, el Comité de Defensa de la Democracia,  constituido por la Universidad Mayor de  San Andrés, la Central Obrera Boliviana y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos. 


 Esta reaparición resulta emblemática porque en su momento articuló a la sociedad boliviana en defensa de los derechos humanos, las garantías constitucionales y la lucha por la democracia. 


 Esta situación ha permitido a la Central Obrera Boliviana recuperar el protagonismo político histórico y capacidad de convocatoria que había sido  abandonada hace algunas décadas para reducir su acción colectiva a reivindicaciones meramente  corporativas, es decir, a luchar  por demandas  salariales y laborales relacionadas con los intereses  de sus afiliados.  


 De alguna manera, su reposicionamento en el campo político junto a otras organizaciones ha llamado la atención del Gobierno que se ha centrado en atacar a sus dirigentes. Así, han surgido voces internas afines al MAS  que desconocen al dirigente minero Mitma e intentan tomar la dirección de esta entidad.


  En el mismo sentido, se ha activado la Conalcam encabezada por campesinos, cocaleros y  bartolinas para arremeter contra esta entidad, con el argumento de que se debe dejar a las  “verdaderas” organizaciones sociales que conduzcan la COB. Estas tensiones se han concretado en la aparición de un bloque dirigencial paralelo en el comité ejecutivo, que  ha convocado a un congreso extraordinario para proceder al control de esta organización, acusando al actual dirigente de ser aliado de la derecha y agente del imperio.


 La práctica del entrismo político fue utilizada extensivamente durante las décadas de auge de las revoluciones socialistas para penetrar en los partidos de masas u organizaciones sociales con el fin de capturarlas, redireccionarlas o dividirlas, y retomar el control de la organización; y también fue utilizado por sectores políticos afines al estado para capturar a las organizaciones políticas o sindicatos y neutralizar sus pretensiones supuestamente conspirativas contra el orden establecido. 


 Esta actitud es sorprendente en el escenario actual, pues resulta paradójico recurrir al entrismo en un gobierno de los movimientos sociales, aunque ya no se trata de una novedad, pues fue la forma en que se apaciguó a las organizaciones indígenas durante y después del conflicto por el TIPNIS en el marco de un gobierno indígena.


María Teresa Zegada es socióloga.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

145
3

Otras Noticias