Puka Reyesvilla

Disonancias

viernes, 14 de febrero de 2020 · 00:12

Cuando se produjo la gesta ciudadana que desembocó en la despavorida huida del tirano que gobernó el país hasta hace poco, la cancha del retorno a la democracia quedó prácticamente rayada de la siguiente manera: 

La Presidenta transitoria recibió el mandato implícito de garantizar un proceso electoral transparente que concluyese con la entrega, de parte suya, del Gobierno a su sucesor(a), el o la ciudadano(a) que, en primera o segunda vuelta, se alzara con el triunfo en las urnas; el señor Morales Ayma y sus cómplices evadidos o asilados y su partido en capilla en razón del fraude montado para permanecer en el poder -a la espera de saber si se le permitiría participar en el proceso electoral en curso-; y un grupo de candidatos provenientes de los “sobrevivientes” de la fraudulenta elección, al que se fueron sumando quienes alcanzaron o recuperaron notoriedad por su reconocida contribución al triunfo de Bolivia sobre la dictadura. ¡Qué lejos parece aquel momento!

Respecto a lo primero, dos importantes hechos trazaron el camino: la recomposición del Tribunal Electoral -y la respectiva convocatoria- y la prolongación del mandato –ya hecho explícito-.

En cuanto a lo segundo, en una decisión más política -en la vía de la pacificación- que institucional se optó porque el MAS participe en la justa y, además, se quede con la mayor tajada de los recursos para campaña que asigna el TSE -sobre la base de cálculo de los resultados de los comicios de 2014- ¡Inmerecido premio a los perpetradores de uno de los mayores fraudes de la historia!

Finalmente, tras algunos episodios accidentados, los binomios fueron tomando cuerpo. En tales condiciones, la población comenzaba a alinearse con unos u otros o esperando la confirmación de alguno más. Y entonces aparecieron las disonancias.

Apartándose del mandato confiado a su persona en virtud de la sucesión que llegó hasta su cargo legislativo -lo que se llama “estar en el lugar correcto el momento preciso”- la señora Añez decidió introducir ruido ensordecedor en la disputa electoral anunciando su postulación. Sus primeras comparecencias en calidad de Presidenta-candidata han sido poco afortunadas dadas las atenciones protocolares que se le brindan en las mismas, en desmedro del resto de los competidores, lo que, quiérase o no, marca cierta desigualdad en los foros en los que coinciden. 

Si, como se alega, es por la investidura de la Presidenta, esta justificación no hace más que ratificar que se usa el cargo para obtener ciertas ventajas. Por otra parte, si lo que debe prevalecer en estos casos es el puesto sobre la candidatura, no hay que olvidar que entre los candidatos figuran dos expresidentes y, digo yo, tendrían que ocupar los flancos de la Presidenta-candidata en las testeras que les toque compartir.

A mi juicio, la señora Añez parte de un supuesto erróneo que, aunque hipotéticamente le permita prorrogarse en el poder, no le dejaría gobernar con la misma soltura con la que lo hace ahora. El margen de movimiento que la situación emergente de noviembre le ha dado, no se repetirá ni mínimamente en un periodo “normal”. Su apuesta compromete seriamente su futuro político -y el de la democracia, paradójicamente-.

La siguiente estridencia la introdujo el inefable sujeto que optó por dejar Bolivia y, desde fuera, instruir a sus huestes dejar sin alimento a las ciudades.  Con la inscripción de su nombre en las listas de su “instrumento”, como gustan llamarlo sus amarrahuatos, se presenta otro elemento de provocación a la ciudadanía. Presentadas las observaciones del Tribunal y las impugnaciones que podrán sobrevenir a una habilitación que le facilitaría primero, el acceso al Senado y, luego, a la Presidencia del mismo, colocándose como segundo en la línea de sucesión -cosa improbable pero no imposible- espero que tal bulla sea, finalmente, silenciada.

 

Puka Reyesvilla es docente universitario.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

207
10

Otras Noticias