Puka Reyesvilla

De Bono, el sombrerero loco

viernes, 18 de junio de 2021 · 05:12

Muy poca tinta, a mi juicio –tan poca que yo, que me considero medianamente bien informado, me enteré tres días después- ha corrido luego del deceso de Edward de Bono, por lo que hoy he decidido salpicar con un chorrito en tributo suyo a esta columna.

Probablemente uno no esté muy consciente de ello, pero muchas de las acciones que uno realiza en los diferentes ámbitos de desempeño, tengan relación, más próxima o más remota, con los frutos de la cosecha del maltés que partió a la eternidad el 9 de junio.

Edward Charles Francis Publius de Bono nació en 1933 en La Valeta en la isla mediterránea de Malta, entonces una posesión británica. Su padre, Joseph Edward De Bono, era profesor de medicina. Josephine, su madre, era una periodista que desempeñó un papel destacado en la campaña por el sufragio universal en Malta (donde finalmente se concedió el voto a las mujeres en 1947). 

Edward Jr. siguió los pasos de su padre y mentor. Entonces, ¿estamos hablando de un médico? En principio, sí; pero su aporte fundamental no vino de este campo. En el mejor sentido, De Bono era un polifacético, una suerte de renacentista que se coló en el siglo XX.

Uno de sus campos de interés, precisamente el que le otorgó nombradía mundial, fue el del estudio del pensamiento creativo; pero no fue un teórico en la materia –para eso estuvieron Guilford, Csikszentmihalyi, Sternberg, e incluso Gardner-. Fue, más bien, un desarrollador de técnicas, una en particular, para “liberar” el lado divergente del pensamiento.

Su nombre está asociado al concepto “pensamiento lateral” del cual derivan aquellas técnicas. Se le atribuye la invención de tal concepto, aunque, en rigor, lo que hizo fue agrupar una serie de manifestaciones de la creatividad, algunas ya observadas por Aristóteles, y, por supuesto, le puso el nombre -la mejor prueba de los postulados del pensamiento lateral y de sus resultados, sin duda-.

Al meter en la misma bolsa al sentido del humor, a la anécdota, a la metáfora, al doble sentido, al sarcasmo, entre otros, De Bono puso en evidencia su utilidad a la hora de la resolución de problemas y de la generación de ideas.

Su marca registrada, la técnica más popularizada, fue “Seis sombreros para pensar”, una manera lúdica de interrelacionar seis distintas formas de pensamiento para considerar situaciones que requieren soluciones no convencionales. A este modo de abordar los procesos de generación/evaluación de ideas se lo denomina “pensamiento paralelo” –en sí mismo, muchas formas de pensamiento en diálogo para explorar diversos caminos, recursos y herramientas que conduzcan a soluciones-. El método tuvo gran acogida en el campo empresarial, permitiendo, además, que los ejecutivos cambiaran la corbata por “el sombrero”. Su legado incluye otros aportes derivados de aquel.

No tuve el gusto de conocerlo personalmente, pero formé parte, durante la segunda mitad de la primera década de este siglo, del grupo “IM-BOOT”, con centro en Alemania, que congregaba a investigadores y a gente involucrada en la exploración de los procesos creativos. De aquel entonces, recuerdo que se nos pidió mencionar, a criterio de cada quien, la innovación más relevante. Si mal no recuerdo, yo anoté la fotografía digital, pero recuerdo muy bien que De Bono puso “el brassiere”. Sorprendente, cuando menos.

Cierro, a la manera que seguramente la hubiera hecho el hombre, con una anécdota: a un grupo de mis estudiantes le tocó la tarea de realizar una exposición sobre el trabajo de De Bono. Llegado el día, ¡sorpresa!, la presentación versaba sobre Bono, el cantante del grupo U2. Pensamiento lateral, digamos.

 

Puka Reyesvilla es docente universitario.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

25
125

Otras Noticias