Vamos a andar

Seguimos con los temas de salud

Por 
viernes, 02 de febrero de 2018 · 00:00

La ratificación de la Ministra de Salud y el dato aislado de que ahora el Estado Plurinacional cuenta con una editorial propia (que ha costado 75 millones de bolivianos) nos llevan a seguir lamentando la falta de compromiso de dicho Estado con la salud de la población. 


El paro médico y la consiguiente abrogación del nuevo Código Penal no han abierto las puertas a una mayor preocupación del Estado por la salud de la población, y no es de extrañar que tampoco el Colegio Médico haya mostrado ninguna preocupación por las deficientes condiciones de salud en que vive gran parte de la sociedad boliviana.


A la editorial del Estado –que sin duda tiene sentido, pero que no es de primera necesidad como la salud– se suma la cadena de millonarias construcciones de palacios –que a pesar de su mal gusto puede que tengan sentido, pero que nunca serán más importantes que la salud de la población–; se suman los millones invertidos cada año en el Dakar (ha circulado la información de que se ha destinado 135 mil litros de gasolina y diesel para los competidores, ¡qué Estado más generoso!, por supuesto con la plata que el país necesita para otras cosas); como se suma también el dato (ojalá sea falso) de que el avión presidencial va a consumir este año, igual que los años pasados, 55.000 bolivianos/día, un gasto digno de Arabia Saudí…


Nos dicen que también en salud se ha invertido mucho más que en gobiernos anteriores; pero no nos podemos consolar con ese dato, no sólo porque la población y sus necesidades han aumentado claramente más de lo que significan esas inversiones; sino por una información que ha hecho circular Víctor Hugo Cárdenas, según la cual mientras el presupuesto anual de salud en Uruguay llega a 1.500 dólares per cápita, y el de Argentina, Brasil y Chile supera los 1.100 dólares per cápita, nuestro presupuesto de salud en Bolivia no pasa de los 200 dólares per cápita.


 Y si es cierto –como parece que lo es– que nuestro país supera a los demás de América Latina en índices de crecimiento económico, resulta tanto más lamentable esa información. Y si Víctor Hugo Cárdenas se está inventando datos, por favor, que nuestro Gobierno nos haga llegar los datos verídicos (y que separe “Deportes” de “Salud”, que a estas alturas ya cuentan con ministerios separados).


 Un gobierno “del pueblo” y “para el pueblo” no puede darse el lujo de sacrificar la salud de su población para la construcción de palacios ni para los demás gastos anteriormente consignados. Sin embargo, parece que nuestros gobernantes se sienten muy a gusto con esa situación (ya que cuando son ellos los que necesitan atención de calidad se van afuera a buscarla). 


 ¿Por qué no aprendemos del Estado Cubano que –pese a tener ingresos mucho menores a los que obtiene nuestro Estado Plurinacional, gracias a la obsesión extractivista que nos califica– nunca dejó de priorizar la salud de la población? ¿Por qué nos limitamos a copiar el grito de “Patria o muerte” en vez de aprender la importancia del respeto prioritario a la “Vida”?


A esto hay que añadir el aparente descontrol de las tarifas de las clínicas privadas (que en muchos casos resultan las únicas asequibles, dado que nuestros hospitales y centros de salud públicos están a tope de pacientes, y muchas veces no cuentan con suficiente equipamiento). ¿No es por aquí que habría que empezar (y por dotar de instrumental a los diferentes hospitales cubanos con que afortunadamente contamos)? ¡Ajina kachun!

Rafael Puente es miembro del  Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

199
7

Otras Noticias