Rafael  Puente

Carta abierta a David Choquehuanca

viernes, 9 de abril de 2021 · 05:10

Estimado y respetado Vicepresidente (y excanciller): Tu excelente discurso inaugural como Presidente del Poder Legislativo y Vicepresidente del Estado nos han mostrado que puedes ser el hombre clave a la hora de reconciliar el país. Porque resulta que en plena pandemia de la Covid, con las reservas fiscales reducidas al mínimo, lo que estamos haciendo es gastar tiempo y energías en pelearnos unos con otros, ni siquiera izquierda contra derecha, sino casi se puede decir que todos contra todos (y todas).

En los hechos, por ejemplo, estamos gastando esfuerzos, atención (y seguramente recursos económicos) en castigar a la expresidenta Jeanine Áñez. Cierto que su gobierno fue lamentable, y que ella mostró no ser la persona adecuada para dirigir este país (que nunca fue fácil), pero de ahí a calificarla de “golpista” hay un abismo. Hablando de responsabilidades por los momentos de desconcierto y de graves enfrentamientos sociales, la primera responsabilidad es de Evo y Álvaro, que desconocieron los resultados del Referéndum del 21-F, que ellos mismos habían convocado (ese fue el verdadero golpe). 

La segunda responsabilidad le compete a Fernando Camacho (cuyo delito sería haber logrado esas renuncias) y al que ahora será muy difícil que lo sometan a juicio dado que es gobernador de Santa Cruz, y no es que personalmente crea en su capacidad de gobernar, pero lo importante es lo que cree el electorado cruceño; ellos sabrán por qué votaron por ese candidato…

Bolivia siempre fue un país difícil de gobernar (que se lo digan a Simón Bolívar y a su maestro Simón Rodríguez), en parte por la positiva tendencia de nuestra población a participar en la gestión del Estado, en parte por la negativa tendencia al enfrentamiento político. Que tengamos diferentes posiciones y criterios políticos es no sólo normal sino también saludable (sería terrible que todos y todas pensáramos igual, ya que eso significaría que alguien ha logrado domesticarnos). Pero lo que no puede ser saludable es que a partir de ellas, en lugar de practicar el diálogo político entre gobierno y oposición (¿o no es eso parte de la democracia?) entremos en conflicto permanente. Optamos por practicar la intolerancia y la bronca socio-política. Y en los tiempos que corren eso puede ser más peligroso que nunca.

Pues ahí es donde quien puede jugar un papel decisivo eres tú, David Choquehuanca, un aymara universal, un ciudadano profundamente conocedor de todo el país y de toda nuestra compleja sociedad, y, por encima de todo, un hombre que cree en el valor y la importancia del diálogo. Por todo eso, puedes jugar un papel decisivo a la hora de enfrentar momentos difíciles como los que estamos viviendo. Siempre has estado abierto al diálogo y al debate, sabes escuchar y sabes convencer….

¿Qué falta entonces en este momento? Falta que tomes la iniciativa, que aproveches todas las cualidades y la experiencia que tienes, y que seas consciente de tu responsabilidad.

Sabemos que no es fácil, pero tenemos que hacer lo posible para que el país y la sociedad puedan superar este difícil momento de pandemia y de crisis generalizada (sobre todo por la falta de puestos de trabajo y de una economía más activa). Somos un país difícil de gobernar, la situación que vive el mundo entero esa delicada y complicada (ahí están por ejemplo los problemas causados por las famosas vacunas de distintos orígenes).

Pero precisamente por todo eso, en quien más podemos confiar es en ti. ¡Ojalá no te canses y puedas avanzar en la búsqueda de soluciones!

 

Rafael  Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (Cueca) de Cochabamba.

 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

86
38

Otras Noticias