Entre ceja y ceja

¿Por qué primarias?

miércoles, 18 de mayo de 2016 · 00:00
En la mayoría de los sistemas electorales modernos se practican las elecciones primarias o internas para designar a los candidatos o candidatas a los puestos de elección popular. Esta modalidad de selección se ha impuesto por ser la más democrática y en la que se garantiza la participación ciudadana; en algunos casos de manera abierta a todo el conjunto social y en otras de manera restringida al ámbito de los afiliados a la organización política en cuestión. En ambas situaciones el mecanismo resulta más legítimo que la nominación en asambleas, secretariados o lo que es más común, el dedo del jefe.

En Bolivia, algunas organizaciones políticas han intentado practicar elecciones internas o primarias, pero las experiencias no han tenido un resultado que incentive al resto del sistema político a seguir con el ejemplo. En épocas pretéritas el MIR, el MNR y ADN quisieron avanzar por este camino de selección de sus candidatos o definición de sus jefaturas locales y regionales, pero más pudo la influencia final de las prácticas caudillistas y todo quedó en buenas intenciones. En las últimas elecciones se produjo el intento del Frente Amplio, pero sobre éste, por la riqueza en experiencias, amerita una próxima columna específica. 
 
La legislación boliviana sobre organizaciones políticas que data de 1999 ha quedado inaplicable, en buena medida debido a los cambios constitucionales que se produjeron en 2004 y 2009, pero también por las transformaciones importantes en el sistema de partidos y representaciones que prácticamente colapsaron en la anterior década y todavía hoy no terminan de recomponerse. 
 
En materia de democracia interna partidaria, la legislación no ha pasado de ser declarativa y retórica, pues la verdad es que no se ha podido aplicar sino en la medida de lo que permitió un contexto muy contrario a esas prácticas democráticas. Sin duda que esta es una asignatura pendiente que debemos encarar a la brevedad posible cuando, ojalá, se reponga la necesidad prioritaria de elaborar una ley de organizaciones políticas en la Asamblea Legislativa.
 
Seleccionar candidatos por la vía de las primarias es lo que nos puede permitir acelerar la refundación de un sistema de partidos democrático y adecuado a los desafíos de la participación ciudadana actuales. La ciudadanía reclama y exige que las organizaciones políticas se conviertan en verdaderos mecanismos de representación legítimos de los intereses colectivos. Para ello es imprescindible que la nueva legislación establezca con claridad, y mecanismos eficaces para hacer cumplir  modalidades de democratización interna concretos y practicables.
 Sin duda que el más importante de éstos es la implementación de la selección de candidatos en competencias primarias o internas.
 
Ahora que ha quedado claro que los actuales Presidente y Vicepresidente del Estado no pueden postular para un nuevo mandato en los comicios de 2019, se presenta una oportunidad inmejorable en el seno del principal partido del país, el MAS, para seleccionar sus próximos candidatos en elecciones primarias. Esto evitaría cualquier tipo de favoritismos o designaciones cupulares, cuyo único resultado sería una beneficiosa y fresca renovación de liderazgos. Una competencia transparente, abierta y leal sólo puede hacerle bien al proyecto político que hoy gobierna Bolivia.
 
En el frente, la oposición política que ha comprobado sin lugar a dudas que el camino de la victoria democrática no puede ser otro que el de la unidad, tiene en las elecciones primarias el mecanismo idóneo para seleccionar sus candidatos y candidatas. Así se dejarán de lado las inútiles discusiones y debates sobre aspectos generacionales, de oportunidad o renovación de liderazgos, ya que será el pueblo y no las cúpulas quienes decidan y confirmen o desechen las hipótesis de las vanguardias politizadas.
 
Bolivia está lista para las primarias, ¿las élites políticas lo están? La respuesta la conoceremos pronto y sabremos si la democracia se abrirá paso pese a todo.

Ricardo Paz Ballivián es sociólogo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
169
96

Comentarios

Otras Noticias