Salarios: pagar la cuenta de otros y ser los malos de la película

martes, 12 de abril de 2016 · 00:00
La forma cómo se decide en el país el incremento salarial es muy, pero muy particular: se reúnen el Gobierno y los  sindicatos, y se ponen de acuerdo cuánto deben pagar los empleadores,  los mismos  que no son convocados  a la reunión ni como invitados de piedra.
 
Este método es lo más cercano al dicho de la Iglesia Católica: ganar indulgencias con Ave Marías ajenas. Digo esto porque los que ganan son los sindicatos, dado que sus bases reconocen la capacidad de hacer crecer el salario; gana el Gobierno porque el pueblo cree que los gobernantes interpretan las necesidades del pueblo; los únicos que pierden son los empleadores, que tienen que pagar la cuenta de la reunión del Gobierno y los sindicatos. Lo paradójico es que los malos de la película son los que pagan los sueldos.  
 
El incremento del salario mínimo pasaría desapercibido si no se lo utilizara para determinar, además de la remuneración más baja que se tiene que pagar en el país, la base del bono de antigüedad y beneficios, como el prenatal y el de maternidad. Si este salario sube mucho respecto al actual nivel, será un castigo a los buenos empleadores; es decir, a aquellos que priorizan la estabilidad del trabajador en su fuente de trabajo y a los que no discriminan por género.  
 
Por ejemplo, si un empleador mantiene durante 20 años a un trabajador, éste recibirá, además de su salario básico, 2.016 bolivianos más. Si llega a cumplir 25 años en una empresa recibirá 2.400 bolivianos en forma adicional a su salario básico. Por lo tanto, el incrementar el salario mínimo podría alterar el punto de equilibrio de las empresas.   
 
Por esas razones, en  1954, en el mes de julio, el Estado boliviano ratificó el Convenio 26 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en su artículo segundo señala que "todo miembro que ratifique el presente convenio quedará en libertad para decidir, previa consulta a las organizaciones de empleadores y de trabajadores, cuando dichas organizaciones existan en la industria o partes de la industria en cuestión, a qué industrias o partes de industria, y especialmente a qué industrias a domicilio o partes de estas industrias, se aplicarán los métodos para la fijación de salarios mínimos previstos en el artículo”.   Al estar ratificado este convenio estamos obligados a realizar consultas, tanto a los sindicatos como a los empleadores, antes que el Gobierno tome la decisión de incrementar el salario mínimo.
 
Varios dirigentes de la COB han declarado que algunos empresarios están realizando ajustes en sus planillas, incentivando al retiro "voluntario” de trabajadores. Ellos señalan que ese es un mal comportamiento de los empleadores, pero, al parecer, no es así, sino que están verdaderamente obligados a realizar ajustes en sus planillas. Por ello, ése es uno de los problemas a los cuales se pueden enfrentar los trabajadores en aquellos centros de trabajo donde se oferta empleo decente. 
 
El otro problema es que los nuevos 200 mil trabajadores que aproximadamente quieren intentar incorporarse en un puesto de trabajo decente no puedan hacerlo por la sencilla razón de que los empleadores no querrán hacer crecer su planilla debido a los altos costos laborales.
 
Quizá los incrementos salariales observados en los últimos años pudieron ser absorbidos sin mucho problema si la productividad del trabajo hubiera aumentando también en la misma proporción. Pero eso no ha sido así; es más, se incorporaron algunos nuevos feriados o se autorizó la realización de puentes cuando un feriado caía en jueves o martes.
 
Creo que se debe convocar al inicio de un proceso de diálogo social entre el Gobierno, trabajadores y empleadores para, primero, sincerar la situación de las empresas y los trabajadores, y, segundo, para la determinación de una política salarial de largo plazo.  

Rodolfo Eróstegui T. es experto en temas laborales.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

33
1

Comentarios

Otras Noticias